Última hora

Última hora

New Hampshire, etapa clave para los rivales de Romney

Leyendo ahora:

New Hampshire, etapa clave para los rivales de Romney

Tamaño de texto Aa Aa

Tras imponerse en el caucus de Iowa por ocho votos, Mitt Romney se lanza al asalto de New Hampshire, estado vecino de Massachussets donde fue gobernador durante cuatro años.

Según todos los analistas, el candidato mormón que no acaba de seducir a los republicanos más conservadores tiene grandes posibilidades de repetir victoria.

En New Hampshire las primarias son abiertas y permiten la participación de votantes no afiliados a ningún partido.

Aquí, al contrario que en Iowa, los independientes y moderados marcan la pauta.

Esta segunda etapa en la carrera para elegir al rival de Obama en las presidenciales, será decisiva para el resto de la campaña.

Dean Spilotes. Analista político en la Universidad de New Hampshire:

“Somos un estado pequeño, con una población de cerca de un millón de personas. Es una oportunidad única para que los candidatos hablen con los ciudadanos, en lugar de limitarse a los anuncios de campaña o a la recolecta de fondos. Aquí hay una verdadera tradición de encuentro con los candidatos, de ponerles a prueba cara a cara”

Y el más hábil en el cara a cara es el más veterano de los candidatos republicanos.

El ultraliberal Ron Paul, de 76 años, recorre las calles de New Hampshire con un credo: los estadounidenses quieren un cambio real.

El legislador tejano, que según los sondeos pisa los talones al favorito, está decidido a no bajarse del carro en New Hampshire.

Para Rick Santorum, el objetivo es mantener el sorpresivo empuje que le dio Iowa, aunque no lo tendrá fácil.

Su mensaje conservador impregnado de un fuerte contenido religioso, no es el más apropiado para llegar a los ciudadanos de este estado.

Para este estratega republicano el segundo lugar en New Hampshire será decisivo:

Michael Dennehy:

“Si alguien sorprende, si alguien consigue un sólido segundo lugar, pasará lo que le pasó con Rick Santorum en Iowa: el candidato logrará un enorme impulso de cara a Carolina del Sur y otros estados donde se celebran primarias. En realidad, en New Hampshire, el segundo lugar equivale a la medalla de oro”

La encarnizada batalla entre los candidatos republicanos y el juego de “todos menos Romney” beneficia sobre todo a los demócratas.

En vez de situar a Obama en el punto de mira de sus ataques, los candidatos republicanos se ceban con Romney, que pese a todo se perfila como el único capaz de enfrentarse al actual presidente.