Última hora

Última hora

Ahora o en 2014, el dilema del referéndum de independencia escocés

Leyendo ahora:

Ahora o en 2014, el dilema del referéndum de independencia escocés

Tamaño de texto Aa Aa

La batalla entre Londres y las autoridades regionales de Edimburgo a propósito del referédum de independencia escocés amenaza con degenerar en crisis constitucional. El desacuerdo es casi total, tanto sobre la fecha como sobre la pregunta o las preguntas que deben formularse. Para el ministro principal escocés, el nacionalista Alex Salmond, David Cameron está actuando de manera “thatcheriana” al querer imponer sus condiciones. “Es la decisión más importante en 300 años. Y para que la consulta se celebre de forma apropiada no puede tener lugar antes del otoño de 2014”, dice.

El primer ministro británico ha aceptado el guante del referédum, pero quiere que se haga un plazo máximo de 18 meses. Desde la Cámara de los Comunes, David Cameron ha invitado a los nacionalistas escoceses a un verdadero debate, acusándoles de querer hablar del proceso, pero no del fondo del problema.

Cameron, ferviente partidario de la unidad, sabe que tiene todas las de ganar si el referéndum se celebra cuanto antes. A día de hoy, menos de un tercio de los escoceses es favorable a la indepencia. De ahí que los nacionalistas quieran retrasarlo hasta 2014, coincidiendo con el aniversario de una victoria histórica sobre los ingleses, y añadiendo una tercera vía a la consulta, la de una mayor autonomía, especialmente en materia fiscal.