Última hora

Última hora

La tensión se dispara entre Irán y los occidentales

Leyendo ahora:

La tensión se dispara entre Irán y los occidentales

Tamaño de texto Aa Aa

Los incidentes se suceden desde hace días. El último ha sido el atentado contra un científico este miércoles en Teherán.

Una bomba magnética colocada en los bajos de su coche acabó con la vida de Mostafa Ahmadi Roshan, científico nuclear de 32 años y destacado en la central de enriquecimiento de uranio de Natanz.

Otros tres científicos, dos de ellos implicados en el programa nuclear, han sido asesinados en Teherán de forma similar desde enero de 2010. La prensa radical iraní pide represalias contra Israel, a quien responsabiliza de los atentados

Hassan Hanizadeh. Analista iraní:

“Através de estos actos de terror, Israel intenta impedir las actividades nucleares de la república de Irán. Y la República de Irán tiene pruebas, que entregará a la ONU, de que Israel ha intentado crear un problema de seguridad en Irán mediante el terror .

Acusación que se produce en plena crisis entre Irán y Occidente sobre el programa nuclear iraní, cuya finalidad civil es cada vez más dudosa pese a los desmentidos iraníes.

El lunes, el OIEA confirmó que Irán enriquece uranio en este búnker subterráneo cerca de Qom a un nivel superior que en otras instalaciones iraníes y que puede servir para fabricar el arma atómica.

El programa nuclear iraní es la clave para establecer vínculos entre los últimos incidentes, como explica este experto en geopolítica:

Carne Ross. Director ejecutivo de Independent Diplomat:

“Ha habido varios episodios: las maniobras navales iraníes en el estrecho de Ormuz, la contramenaza de Estados Unidos si los iraníes llevaban a cabo la suya de cerrarlo…también se ha producido el derribo de un Drone, al parecer, en el espacio aéreo iraní. Estamos viviendo igualmente una escalada verbal entre Estados Unidos, y occidente, por un lado e Irán.”

En este contexto, Estados Unidos ha anunciado la llegada de un segundo portaaviones a la región, mientras que los Guardianes de la Revolución contemplan nuevas maniobras navales en la zona del estrecho de Ormuz y en el Golfo Pérsico.

En diciembre, Teherán amenazó con cerrar el estrecho, estratégico para el tráfico petrolero internacional, antes de dar marcha atrás.