Última hora

Última hora

El gobierno tunecino asigna supervisores a las empresas periodísticas

Leyendo ahora:

El gobierno tunecino asigna supervisores a las empresas periodísticas

Tamaño de texto Aa Aa

Un año después de que el presidente tunecino Ben Alí tuviera que huir de la rebelión en su país la prensa ha ocupado su lugar. Tiempo suficiente también como para pasar de la euforia inicial a la reflexión sobre nuevas amenazas contra la libertad de expresión que ya se ciernen sobre algunos medios.

Con todo y por primera vez en Túnez, lectores y teleespectadores se benefician de un periodo en el que los periodistas se expresan con afan de verdad y de recuperar años perdidos.

Para la periodista Oulfa Benhassine “Al fin hemos tenido la certeza de que nuestros artículos dejarían de ser censurados, de que ya no habría consignas para meter a un periodista en la lista negra, para censurar su independencia o para colarnos un texto impuesto”.

El sentimiento general entre los periodistas es que es el momento para criticar aspectos hasta ahora vedados de la sociedad tunecina.

Según el analista de medios Gémaïss Gayati “Ahora los lectores quieren ver sus problemas expuestos en los periódicos y en los otros medios tunecinos. Cada día que pasa vemos cosas positivas vinculadas a esta revolución”.

Para el blogger Thameur Mekki “Esta gran hálito de libertad no ha venido acompañado ni del profesionalismo ni de la imparcialidad ni de la objetividad necesarias. Los medios se encuentran todavía asaeteados por las distintas facciones políticas”.

La impresión del enviado especial de EuroNews a Túnez Adel Dellal: “La revolución tunecina ha tocado tambien a los medios de comunicación, que rechazan toda tutela que pueda mermar su independencia. Los periodistas han criticado la decisión del gobierno que consiste en nombrar supervisores para un cierto número de empresas periodísticas. Una decisión que podría socavar la libertad de expresión a pesar de las garantías del partido Ennahda que entiende que esta decisión del gobierno está dentro de sus competencias para gestionar los medios de comunicación”.