Última hora

Última hora

Todo por decidir a 100 dias de las presidenciales francesas

Leyendo ahora:

Todo por decidir a 100 dias de las presidenciales francesas

Tamaño de texto Aa Aa

Solo quedan 100 días para las presidenciales francesas, para saber quién se queda con el pastel del máximo puesto de la república gala y si Nicolás Sakozy se presentará y lo conservará.

Su esposa, Carla Bruni, le ha ofrecido su apoyo.

“Lo encuentro cada vez más tranquilo y más entero. Yo particiría en la campaña presidencial, en fin, si mi marido se presenta como candidato, participaría lo máximo posible”, ha dicho la exmodelo.

El candidato en cabeza por ahora según las encuestas es el del partido socialista, François Hollande, que sin embargo no termina por despegarse de Sarkozy lo suficiente para darle un respiro.

Aunque dentro de su partido confían en su victoria, hay muchos franceses que todavía no ven que de la talla como presidente.

Tercera se situaría Marine LePen, que ha lavado la cara del partido desde que asumió la presidencia del Frente Nacional, con un estilo menos bronco que el de su padre, pero con las ideas casi intactas.

Justo por detrás en los sondeos está el que todos llaman el “tercer hombre”: el candidato centrista François Bayrou, quien a pesar de concitar simpatías en todos los sectores no conseguiría una potencia de voto suficiente como para pasar a la segunda vuelta.

Lo que está claro es que varios de los candidatos parecen ahora más que probables presidentes ante un Sarkozy en caída libre, según comenta un analista.

“Tenemos a un Nicolás Sarkozy debilitado, que no llega en cabeza a la primera vuelta, algo que nunca le ha pasado a un presidente saliente en la 5ª República, incluido Giscard d’Estaign.

Y es verdad que tanto en los sondeos de intención de voto como en los de popularidad, nunca habíamos visto a un presidente tan débil a cuatro meses de la primera vuelta de las presidenciales”, explica.

De momento los candidatos plantean más dudas que certezas. Sarkozy es una incógnita, Hollande no parece un ganador solvente y los otros dos candidatos principales disputan cada voto para intentar llegar a la segunda vuelta.