Última hora

Última hora

Airbus le gana la partida a Boeing

Leyendo ahora:

Airbus le gana la partida a Boeing

Tamaño de texto Aa Aa

Al menos eso es lo que sostiene la directiva del constructor europeo, que ha anunciado un volumen de encargos record en la historia de la compañía. Sólo en 2011, la filial de EADS vendió más de ochocientos aparatos, casi el doble de los que logró colocar su rival estadounidense Boeing, copando además el sesenta y cuatro por ciento del mercado mundial.

El número de pedidos que recibió durante ese mismo periodo superó los 1.400, frente a los ochocientos cinco contratos que consiguió firmar Boeing. El director general de la compañía, Thomas Enders, explica la clave del sulfuroso despeque de Airbus en el ejercicio que acaba de concluir.

“Ha sido un muy buen año”, comenta. “Y la principal razón de este éxito de ventas no es otra, obviamente, que nuestra nueva versión del A320: el A320 Neo. Se trata de un avión que reduce considerablemente el consumo de carburante. Y en un mundo en el que el precio del combustible no hace más que aumentar, las compañías necesitan aviones eficientes. Esa ha sido la clave”.

Las previsiones son más que optimistas para el futuro a corto plazo. El año pasado, con la economía global contra las cuerdas, el tráfico de pasajeros aumentó un 6%. Para 2012, ese crecimiento podría triplicarse.

“Antes sólo se volaba en Norteamérica, en Europa Occidental y en el sudeste asiático”, contúa Enders. “Es decir, sólo mil millones de personas cogían el avión. Pero con los mercados emergentes esa cifra ha subido a los cinco mil millones. El mercado es enorme y tiene un gran potencial. Por eso somos tan optimistas de cara al futuro”.

En ese futuro, Enders tendrá mayor peso aún del que tiene actualmente, ya que su designación como presidente del grupo está cantada. ¿Se trata de días o incluso de horas?

“Ese es un tema en que debo ser muy diplomático. Porque no depende de mi. Es una decisión de toda la cúpula directiva. Yo por ahora tengo uno de los trabajos más maravillosos de la industria aeronáutica. Soy el director general de Airbus. Hay cosas mucho peores, así que no me puedo quejar”, concluye Enders.