Última hora

Última hora

El comandante del Concordia en el punto de mira de la justicia

Leyendo ahora:

El comandante del Concordia en el punto de mira de la justicia

Tamaño de texto Aa Aa

Encarcelado desde el sábado, Francesco Schettino, de 52 años, es considerado como el principal responsable del naufragio del Concordia. A lo largo de los días, testimonios que dejan poco margen a la duda se acumulan en su contra.

Hacia las 9 de la noche del viernes, el Concordia se acerca a Giglio, isla natal de uno de los miembros de la tripulación. El comandante Shettino decide hacerle un guiño y se acerca a la costa para saludar a los 800 habitantes con las sirenas. Cuarenta minutos más tarde se produce el accidente. El barco se choca contra una roca que según el comandante, no figuraba en las cartas náuticas.

Según la empresa Costa Cruceros, en cambio, el comandante miente.
Heiko Jensen. Director de Costa Cruceros en Alemania:

“Le puedo confirmar que la roca está en las cartas. El capitán decidió por su cuenta cambiar el rumbo que habíamos trazado. Obviamente, se acercó demasiado a la costa. La evaluación de la emergencia que hizo el capitán no se corresponde con los estándares de la empresa en estas situaciones”

Hasta una hora después del accidente, el comandante Schettino no da la señal de alerta. Cuando le llaman de la capitanía de Livorno habla de un problema eléctrico y asegura que todo está bajo control.

Pero a bordo, se viven escenas de pánico. frente a las órdenes contradictorias del comandante, la tripulación se amotina y procede a la evacuación de los 4.200 pasajeros sin haber recibido la orden.

El comandante, al parecer, fue uno de los primeros en abandonar el navío. Según varios testimonios, se puso a salvo seis horas antes de la evacuación de los últimos pasajeros.

A las dos menos cuarto de la madrugada, la capitanía le ordena que vuelva al barco para coordinar las operaciones de evacuación. pero el comandante no vuelve a poner los pies en el Concordia.
Francesco Schettino era la máxima autoridad del Concordia desde 2006.

Tras su naufragio, aparecen testimonios sobre otras incidentes protagonizados por el comandante.

El último data del pasado 17 de noviembre en Marsella. Schettino decidió zarpar pese a la fuerte tempestad que sacudía la costa francesa.

La decisión dejó estupefacta a la tripulación, pero nadie se atrevió a ponerla en entredicho.