Última hora

Última hora

La rebaja de S&P podría haber sido peor

Leyendo ahora:

La rebaja de S&P podría haber sido peor

Tamaño de texto Aa Aa

Era un secreto a voces. Y su efecto será limitado. La rebaja masiva que Standard & Poor’s aplicó el pasado viernes a la nota de varios paíes de la eurozona no ha provocado el terremoto bursátil que preveían los más catastrofistas. Principalmente, porque la agencia ya había anunciado sus intenciones el mes pasado.

Francia y Austria han perdido su triple A y se quedan con una doble A+. Y España, Italia y Portugal han caído dos escalones. España se queda con una A, Italia con una triple B+ y Portugal con una doble B. Eslovenia, Eslovaquia, Malta y Chipre también han sufrido una degradación de su nota.

Sin embargo, las bolsas parecen haber absorbido el golpe. Y pese a que la rebaja no es una buena noticia, los más optimistas se conforman pensando que podría haber sido peor. Además existe un precedente. El pasado mes de agosto, Estados Unidos perdió su triple A y los inversores no dejaron de apostar por sus bonos del Tesoro.

“En realidad”, dice el secretario general de la OCDE, Angel Gurria, “nada ha cambiado demasiado. Y no creo que debamos distraernos de lo verdaderamente importante, que es hacer lo que debemos hacer, independientemente de que tengamos una triple o una doble A. Porque si continuamos reaccionando tarde e intentando complacer a los mercados, en vez de tomar las medidas necesarias, continuaremos mordiéndonos la cola y no avanzaremos jamás”.

El recorte de S&P puede además tener una repercusión sobre el Fondo de Estabilidad Financiera, creado por los miembros de la eurozona para ayudar a los países en dificulades, ya que Francia es el segundo mayor contribuyente, por detrás de Alemania, y si tiene que pagar más para financiarse, contribuirá menos al fondo.

Para evitar sorpresas desagradables, el Banco Central Europeo ha comenzado a tomar medidas. Entre ellas, el prestamo de 489 millones de euros que le ha concedido a los bancos. Un dinero que se utilizará, en parte, para comprar deuda pública y frenar la especulación.

***
Marc Touati: “Hacía tiempo que Francia debía haber sido degradada”
 
Euronews: “Estamos con Marc Touati, director de Estdios Económicos de Assya Compagnie Financière. Marc, la degradación de la nota de nueve países de la zona euro por Standard & Poor’s aumenta la brecha entre los buenos y los malos alumnos de la eurozona. La clase política es unánime al señalar que no era el momento de tomar una decisión así. ¿Cree usted que esta nueva degradación pone en serios aprietos los esfuerzos para salir de la crisis?
 
Marc Touati: “Hace tiempo que la nota de Francia debía haber sido degradada. Hace mucho tiempo que Francia no se merece la triple A. Sin embargo, la había conservado por simpatía, entre comillas. Porque Francia, gracias a la zona euro, y al tándem franco-alemán, se estaba beneficiando de una credibilidad que no tenía. El problema es que desde hace varios años, el gasto público ha aumentado. Y hoy representa el 57% del PIB. La deuda pública se ha disparado hasta el 85% del PIB. Y, sobre todo, y ese es el drama, el país no crece. Desde hace cuatro años, no existe un país en la zona euro que crezca, excepto Alemania, Holanda, Luxemburgo y Finlandia. El resto, ni siquiera crecen los suficiente para pagar los intereses de sus deudas. Lo que quiere decir que para pagar esos intereses, se ven obligados a endeudarse más aún. Es lo que llamamos la burbuja de la deuda. Así que la dregadación era inevitable. Ahora bien, ¿se ha llevado a cabo demasiado pronto o demasiado tarde? Poco importa, porque lo verdaderamente importante no es la nota, sino el hecho de que la zona euro se encuentre en recesión. Eso es lo que verdaderamente peligroso”. 
 
Euronews: “El recorte va a afectar al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera que se emplea para socorrer a los países en dificultades. Antes ya se consideraba que sus recursos eran insuficientes. Y ahora las cosas no van a mejorar, sino todo lo contrario. Eso es grave, ¿no le parece?”
 
Marc Touati: “Es cierto que nos va a resultar muy difícil conservar la triple A que ahora tiene el fondo. Y si en el futuro se degrada su nota, tendrá grandes problemas para encontrar fondos con los que financiar a los países en dificultades. Porque además, Angela Merkel ha confirmado que Alemania no piensa aumentar su contribución. Eso quiere decir que no podremos ayudar a los países con más problemas. O al menos, no como querríamos hacerlo. Desafortunadamente, hemos reaccionado cuando ya era tarde, cuando la deuda pública era inasumible. Lo que debemos hacer ahora es evitar que la deuda siga aumentando. Y para ello, deberíamos reducir los déficits, aunque sólo podremos hacerlo si crecemos. Ese es el error fundamental que se ha cometido en la zona euro. Porque no crecemos. Es más, desde el cuarto trimestre hemos entrado en recesión. Y si no crecemos, los déficits seguirán aumentando, habrá más deuda y nos encontraremos encerrados en un círculo vicioso”. 
 
Euronews: “Francia ha perdido su triple A, pero Alemania la ha conservado. ¿Cree usted que Angela Merkel debe sentirse satisfecha por ser la única que gobierna la zona euro?“ 
 
M. Touati: “Está claro que el más fuerte del tándem es Alemania. Y además lo ha merecido porque hace 10 años que Berlín comenzó a aplicar reformas draconianas. Entre ellas, ha conseguido reducir el gasto público hasta el 46% del PIB, mientras que el de Francia representa el 57%. Y al mismo tiempo, los alemanes no viven peor que los franceses. Eso sí, Alemania no puede dirigir la zona euro en solitario, así que tendrá que adaptarse a lo que ocurre a su alrededor, aunque espere que Francia haga un esfuerzo mayor. Sobre todo en términos de saneamiento presupuestario. Eso no quiere decir que Francia deba aumentar los impuestos sin orden ni concierto, pero sí que deberá reducir su gasto público. Desde hace una década, los gastos de la administración no han hecho más que aumentar a razón de 10.000 millones de euros por año. Y mientras no ajuste ese tipo de gastos, no podremos salir de la crisis.