Última hora

Última hora

Londres reconoce haber espiado a Moscú con una piedra falsa

Leyendo ahora:

Londres reconoce haber espiado a Moscú con una piedra falsa

Tamaño de texto Aa Aa

Londres acaba de admitir su responsabilidad en el escándalo de la piedra falsa, un increíble caso de espionaje, que empañó hace seis años las relaciones entre entre la Rusia de Putin y el Reino Unido de Tony Blair. Jonathan Powell, jefe del gabinete de Blair en aquella época, acaba de reconocer que Moscú les atrapó “con las manos en la masa”.

La famosa piedra falsa es un artilugio de alta tecnología, digno de una película de James Bond, que los espías de Su Majestad colocaron en Moscú. “Se puede tirar desde un noveno piso y permanecer bajo el agua durante largos periodos. Tiene varias capas de seguridad que la protegen”, explica Seguei Ignatchenko, portavoz del FSB ruso.

La roca servía, según Moscú, para que agentes a sueldo de Londres transmitieran información, que después recuperaba el personal de la embajada británica. En enero de 2006, la televisión rusa mostraba un vídeo en el que se ve a un hombre rondando alrededor de la piedra, antes de cogerla e irse con ella debajo del brazo.