Última hora

Última hora

Defensa y fiscalía piden el sobreseimiento de la causa abierta contra Baltasar Garzón.

Leyendo ahora:

Defensa y fiscalía piden el sobreseimiento de la causa abierta contra Baltasar Garzón.

Tamaño de texto Aa Aa

El famoso juez español comparece ante el Tribunal Supremo por intentar investigar sin competencia los crímenes del franquismo.

El magistrado de 56 años podría ser condenado a hasta 20 años de inhabilitación, lo que pondría fin a su carrera en la judicatura.

Garzón está acusado de haber infringido la ley de amnistía de 1977 por su tentativa de investigar sobre los 114.000 desaparecidos durante la guerra civil y la dictadura de Franco a petición de las familias de las víctimas.

Cientos de personas se han manifestado frente al tribunal Supremo para apoyar al juez Garzón:

Javier Moreno. Manifestante en favor de Garzón:

“Es una vergüenza para el Estado español de cara a la judicatura internacional que se juzgue a un juez por investigar crímenes de lesa humanidad, como se está haciendo en España, como ocurre en otros Estados no muy lejanos como es Francia o incluso en Latinoamérica como Guatemala y Argentina. Es una vergüenza para el Estado español y para nuestro Estado democrático.”

El juez cuenta también con el apoyo de Amnistía Internacional, Human Rights Watch y la Comisión Internacional de Juristas, que han enviado observadores al proceso. Para estas organizaciones, los crímenes contra la humanidad no pueden prescribir, y el derecho internacional está por encima de la ley española de amnistía.

Garzón se sienta en el banquillo con la única acusación de Manos Limpias y la organización Libertad e Identidad, ambas de extrema derecha. Miguel Bernal es presidente de Manos Limpias:

Miguel Bernal.

“No puede querer hacer ver a la opinión pública nacional e internacional que va a ser víctima. Es únicamente víctima de sus propios comportamientos prevaricadores que le han llevado por primera vez a sentarse en el banquillo”

En 2006, a petición de 22 asociaciones de defensa de las víctimas del franquismo, Garzón acepta abrir una investigación amparándose en el derecho internacional, que considera que los crímenes contra la humanidad no pueden prescribir y que por tanto prevalece sobre la ley de amnistía española.

Pero en 2008, Baltasar Garzón tuvo que renunciar frente a la oposición de la fiscalía que denunciaba el riesgo de una investigación incompatible con el estado de derecho.

Una paradoja para este juez que Amnistía internacional califica de precursor:

Reed Brody. Portavoz de Amnistía Internacional:

“El Juez Garzón ha cambiado el mundo. Gracias a él, gracias a la detención de Pinochet, los muros de la impunidad se han derribado en el mundo y las víctimas han podido llevar ante la justicia a gente que parecía fuera del alcance de la ley”

En efecto, en 1998, Baltasar Garzón tuvo la valentía de lanzar una orden de detención internacional contra Augusto Pinochet. En aquellos momentos, el exdictador chileno estaba en Londres. El caso abrió la puerta a la persecución de de crímenes cometidos en América Latina.

Pero en España, Garzón ya era conocido por sus operaciones contra los narcotraficantes, contra los terroristas de ETA y del Gal y contra la corrupción.