Última hora

Última hora

El cártel de los Zetas se convierte en la principal banda narcotraficante de México

Leyendo ahora:

El cártel de los Zetas se convierte en la principal banda narcotraficante de México

Tamaño de texto Aa Aa

El cártel de los Zetas desbanca al de Sinaloa y se convierte en la mayor banda narcotraficante de México.

Pese a la guerra que les han declarado grupos rivales y sobre todo, el Ejército mexicano, el cártel de los Zetas, considerado el más sanguinario de México, no ha dejado de crecer y fortalecerse en los últimos años.

Formado por exmilitares, algunos miembros de la unidad de élite especializada en la lucha contra los narcotraficantes y policías corruptos, los Zetas

son actualmente los primeros en términos de presencia geográfica: controlan 17 estados de México, en rojo en el mapa. Uno menos que el cártel de Sinaloa, en azul. Estos últimos han perdido el apoyo de sus aliados de la familia Michoacana, cuyo jefe fue detenido el pasado junio.

La guerra entre los diferentes cárteles mexicanos costó la vida a 17.000 personas en 2011. Desde 2006, han muerto más de 45.000.

En 2006, con la llegada al poder de Felipe Calderón se intensifica la lucha contra el narcotráfico. Las autoridades lanzan cotidianamente espectaculares operaciones contra los cárteles. Cinco mil soldados son desplegados a lo largo y ancho del país.

Pero a medida que aumentan las detenciones de destacados capos, se intensifican también las luchas intestinas entre clanes rivales: los ajustes de cuentas dejan un reguero de muertes por todo el país.

También caen quienes se atreven a denunciar la situación. Las represalias más sangrientas llevan mayoritariamente la firma de los Zetas.

Profesionales de la brutalidad, la intimidación y la violencia, sus miembros ascienden en la jerarquía del grupo por mérito y no por conexiones familiares, como en los otros cárteles.

La revuelta se organiza desde internet, liderada por el movimiento Anonymous.

Tras su amenaza de publicar los nombres de políticos y empresarios que colaboran con los Zetas, tres blogueros mexicanos fueron asesinados.

Olvidada e impotente, la población mexicana organiza regularmente marchas blancas para exigir el final de la violencia.

Pero es difícil cambiar las cosas cuando el dinero del narco ha infiltrado el 81% de la economía mexicana y los cárteles constituyen la cuarta fuente de ingresos del país.