Última hora

Última hora

Los servicios secretos alemanes gastaron 400.000 euros al año en espiar a Die Linke

Leyendo ahora:

Los servicios secretos alemanes gastaron 400.000 euros al año en espiar a Die Linke

Tamaño de texto Aa Aa

La polémica sigue creciendo en Alemania tras saberse que los servicios secretos espiaron Die Linke, el partido surgido hace unos años de la unión de los postcomunistas y la disidencia socialdemócrata. Toda la dirección nacional así como 27 de los 72 parlamentarios de la formación estaban siendo espiados.

Desde la CDU de Angela Merkel tratan de justificar el seguimiento. “El problema con el partido de La Izquierda es que no se ha distanciado claramente de grupos contrarios a la Constitución y dispuestos a recurrir a la violencia”, dice Hans-Peter Uhl, portavoz de política interior de la CDU.

“Der Spiegel” destapó el escándalo el domingo pasado, explicando con detalle cómo el departamento de Protección de la Constitución, uno de los tres estamentos de los servicios de inteligencia alemana, habían espiado a Die Linke. En especial, al líder de su grupo parlamentario, el postcomunista Gregor Gysi. “Aún no se han dado cuenta de que los tiempos han cambiado. No se han enterado de que el terrorismo de extrema derecha cometió 8 asesinatos. No se imaginan que la Guerra Fría ha terminado. Seguramente no tienen ni idea de que la RDA desapareció hace más de 20 años”, dice Gysi.

El seguimiento costó unos cuatrocientos mil euros al año. Este caso vuelve a pone en el ojo del huracán a los servicios secretos alemanes, tan criticados el año pasado por haber subestimado el peligro de la extrema derecha.