Última hora

Última hora

El crecimiento estadounidense decepciona

Leyendo ahora:

El crecimiento estadounidense decepciona

Tamaño de texto Aa Aa

La economía estadounidense creció un 1,7% en 2011.

Un paso adelante aunque insuficiente, a juicio de muchos analistas, para evitar una ralentización en los primeros meses de este año.

No obstante, el Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos finalizó el último trimestre del año pasado (octubre-diciembre) creciendo a un ritmo anual del 2,8 por ciento.

Su nivel más alto en año y medio.

Veámos gráficamente la trayectoria de la crisis y cómo ésta afecta al crecimiento estadounidense. El peor momento fue en 2009, con un retroceso del 3,5 por ciento. Sin embargo, la recuperación llegó aunque es todavía muy tímida, y muchos expertos dudan de que la evolución siga siendo favorable en 2012.

Un factor importante a tener en cuenta, es que Estados Unidos vive un año electoral, y la campaña empieza a eclipsar la actividad política. Pero Obama sabe que cualquier decisión económica que llegue en un mal momento, puede desatar una tormenta en los mercados y comprometer su reelección.

El desempleo es su gran caballo de batalla. Se mantiene todavía en niveles elevados, por encima del 8,5 por ciento.

En estas circunstancias, la Reserva Federal, optaba en su última reunión por la prudencia. Mantiene los tipos de interés casi a cero, durante dos años más; fija su objetivo de inflación en el 2 por ciento; y reduce la previsión de crecimiento hasta un máximo del 2,7 por ciento para este 2012.