Última hora

Última hora

Philips enciende la luz roja por la debilidad del mercado europeo

Leyendo ahora:

Philips enciende la luz roja por la debilidad del mercado europeo

Tamaño de texto Aa Aa

La multinacional holandesa cerró 2011, con unas pérdidas de 1.295 millones de euros, frente a los beneficios de 1.446 millones de euros, que consiguió en el ejercicio anterior.

En el conjunto del año vendió más electrodomésticos, más bombillas, y también más equipos hospitalarios de precisión pero la crisis en la eurozona, ha hecho mella en sus cuentas.

No obstante, sus directivos confían en el futuro.

“El suministro a las empresas representa el 66 por ciento del volumen de negocio de Philips, así que proporcionalmente la parte dedicada al consumo es menor”. “Vemos grandes oportunidades en el sector de la salud, y en el campo de la iluminación profesional. Tenemos un programa en marcha, llamado Accelerate, para llevar la innovación a los mercados, intentando reducir costes, mejorando los márgenes y el capital circulante”, explicó el presidente de la multinacional, Frans van Houten.

Philips es una de las compañías que más ha diversificado su producción en los últimos años. Los suministros de tecnología de precisión en el ámbito de la salud y la iluminación, son sectores en franco crecimiento.

Aunque, para Van Houte, este primer semestre será difícil: “Somos muy prudentes en este primer semestre de este año, porque la incertidumbre se mantiene, pero también reestructuraremos algunas partidas, y esto tendrá su impacto en el balance final. Para el segundo semestre esperamos márgenes operacionales, ya mejores, en los tres sectores”.

En este sentido, Philips anunció ya en octubre, una reducción de plantilla de unos 4.500 trabajadores, la mayoría en Holanda.

Una medida que permitirá a la empresa reducir 800 millones de euros en costes en 2014.

(Philips tiene actualmente 117.000 empleados en todo el mundo)