Última hora

Última hora

Bosnia-Herzegovina: enemigos del pasado y ahora compañeros de lucha

Leyendo ahora:

Bosnia-Herzegovina: enemigos del pasado y ahora compañeros de lucha

Tamaño de texto Aa Aa

Hace dos años, cientos de soldados del ejército de Bosnia-Herzegovina fueron despedidos en un intento de las autoridades de rejuvenecer sus Fuerzas Armadas.

Mientras que los bosnios y los croatas recibieron poco después sus indemnizaciones, los soldados de origen serbio siguen esperando. Sin trabajo y sin dinero, sus familias se encuentran hoy en una situación económica muy delicada.

Sus compañeros bosnios y croatas han decidido ayudarlos.

“En lo alto de esa colina, explica un veterano bosnio del ejército, durante la guerra, los serbios Ratko Mladic y Radovan Karadzic jugaban al ajedrez en 1994 y ahora nos vemos en la situación de tener que pedir dinero para aquellos que desde esa misma colina nos disparaban, para que puedan alimentar a sus hijos. No tienen derechos y nosotros ayudamos a esas familias para que sus hijos puedan sobrevivir”.

Enemigos durante la guerra que costó la vida a más de 100,000 personas, bosnios y croatas han creado un fondo para ayudar a los veteranos de origen serbio.

Cada antiguo soldado ayuda con apenas cinco euros. Entre los serbios, el dinero irá destinado en un principio a aquellos que más lo necesitan.

“Los políticos nos dieron armas cuando teníamos apenas 16 años, explica otro de los veteranos, para matar al enemigo, acabábamos de salir del colegio y ahora, 15 años más tarde, aquí estamos, ayudándonos unos a otros justamente porque los políticos no nos quieren ayudar”.

Enemigos en el pasado y ahora compañeros de lucha. Bosnios, croatas y serbios se han unido para protestar contra la manera en la que el gobierno trata a los veteranos del ejército.