Última hora

Última hora

Si no cobran sus salarios no juegan

Leyendo ahora:

Si no cobran sus salarios no juegan

Tamaño de texto Aa Aa

Cualquier tiempo pasado fue mejor en el fútbol griego. En unos pocos años, hemos pasado de ver los estadios llenos, cada jornada, a ver muchos

vacíos un día tras otro.

La crisis económica no perdona y, hoy, la huelga parece la única salida para la gran mayoría de

futbolistas de la 2ª y la 3ª división griegas. Llevan varios meses sin cobrar. Numerosos equipos se han declarado en bancarrota y no pueden ni siquiera pagarles un seguro médico que cubra cualquier tipo de lesión.

Como explica Stelios Sfakianakis, el fútbol griego se enfrenta a la peor crisis que ha sufrido desde que

adquirió su condición de profesional.

“Ahora mismo no tenemos fuentes de ingresos.

Podríamos contactar con empresas privadas pero dada la coyuntura económica existente en el país

en la actualidad resultaría muy complicado lograr esa financiación para el fútbol profesional a través de ellas. Las empresas han tenido que reducir en gran medida sus presupuestos”, añade el vicepresidente de la liga griega.

Cansados de no cobrar sus salarios y de tener que pedir dinero a sus más allegados para subsistir los jugadores han decidido no disputar los partidos previstos esta semana en la 2ª y 3ª división

griegas.

“La crisis económica es terrible para todos independientemente del trabajo que uno tenga. Pero no podemos aceptar que no nos hayan pagado ni un céntimo en los últimos siete meses. Para sobrevivir tenemos que pedir dinero prestado a familiares y amigos y no podemos seguir así. Hay que encontrar una solución para este problema”, declara el centrocampista del Ethnikos Astreas, Agisilaos Pasas.

Al borde del abismo, equipos y jugadores esperan con los brazos abiertos el dinero prometido por la empresa estatal de apuestas y el de los derechos de televisión. Pero, desde la pasada campaña,

nadie sabe nada de los fondos de unos y otros.