Última hora

Última hora

Los vestuarios acabaron convertidos en morgue en Port Said

Leyendo ahora:

Los vestuarios acabaron convertidos en morgue en Port Said

Tamaño de texto Aa Aa

La Junta Militar egipcia ya ha iniciado una investigación sobre los graves disturbios que dejaron ayer al menos 74 muertos y 300 heridos en un partido de fútbol en la localidad de Port Said.

Seguidores del equipo local Al Masri invadieron el campo tras ganar 3-1 al Al Ahli de El Cairo, el equipo visitante y unos de los más importantes del país, que encajaba su primera derrota de la temporada.

Los protagonizaron una batalla campal, muchos portaban todo tipo de armas blancas. Y se produjo la tragedia. Los hinchas de uno y otro equipo se echan la culpa mutuamente sobre quién golpeó primero.

Los Hermanos Musulmanes tienen una versión diferente y dicen estar seguros de que el estallido de violencia no ha sido fortuíto, sino que es obra de alborotadores a sueldo de los todavía partidarios del depuesto presidente, Hosni Mubarak.

Uno de los testigos directos de la tragedia, el argentino Óscar Elizondo, que es ayudante técnico de Al Alhi, asegura que el clima previo al partido

pronosticaba que podía haber incidentes. También denuncia las deficiencias en la organización y la falta de previsión de las autoridades pese a que todo indicaba que esto podía pasar.