Última hora

Última hora

Zapatos con titanio, mejores para la salud y para el medio ambiente

Leyendo ahora:

Zapatos con titanio, mejores para la salud y para el medio ambiente

Tamaño de texto Aa Aa

“Nuestro principal objetivo en el programa europeo de Eco-Innovación fue desarrollar un proceso de curtido de cuero a base de titanio que fuese sustituyendo poco a poco al actual proceso a nivel mundial, en el que se utiliza cromo”. Silvino Navarro, director de Incusa, explica así la meta de algo que parece poco relevante para la vida diaria, pero que al contrario, tiene un impacto mayor del que muchos piensan.

Este taller de curtido en Silla, España, hace que su producción de cuero sea más segura y respetuosa con el medio ambiente usando una nueva tecnología desarrollada con un proyecto de investigación financiado por la UE.

“Las ventajas con nuestro proceso de titanio se ven desde el punto de vista de sostenibilidad, debido a las reservas de material con las que el planeta cuenta. Tambien cuenta la salud, ya que es hipoalérgico”, continúa Silvino Navarro.

Durante el proceso de curtido normal, se puede producir una sustacia cancerígena llamada Cromo Hexavalente. Al usar titanio en lugar de cromo se elimina ese riesgo y la producción es además menos contaminante.

Lo aclara Miguel A. Martínez, subdirector del Instituto Tecnológico para el Calzado INESCOP: “Durante el proceso de fabricación del cuero, los parámetros de las aguas residuales que se producen son iguales o mejores que en el proceso convencional. En cuanto a los residuos del cuero, al final de la vida útil del calzado, al no tener cromo, también es una ventaja para el entorno”.

El cuero curtido con titanio no es peor que el tradicional y además cuenta con ciertos beneficios en cuanto a la salud que pueden atraer a nuevos clientes: “Aquellas personas sensibles a pieles curtidas con cromo, que les pueden provocar algún tipo de alergía, al utilizar calzado con pieles curtidas con titanio evitan este problema de alergia”.

Muchos fabricantes venden ya calzado hecho con cuero tratado con titanio. La demanda en los mercados ha superado todas las expectativas, como concluye Silvino Navarro: “En estos momentos, esta tecnología representa ya el 25% de nuestra producción y cuenta con unos mercados con mucho interés, como las correas de reloj, el sector del automovil y también el de la aviación, que ha mostrado un gran interés”.