Última hora

Última hora

Transportando conocimientos

Leyendo ahora:

Transportando conocimientos

Tamaño de texto Aa Aa

El transporte escolar debería ser seguro y accesible aunque no siempre es así, sobre todo en las zonas más desfvorecidas y aisladas. En los casos más extremos, los propios profesores han ideado soluciones a este problema. Learning World nos lleva a Brasil, Vietnam y la India para descubrir algunas de ellas.

Bicicletas para todos

Da Nang, la mayor ciudad portuaria del centro y sur de Vietnam es, también, el pulmón económico de este estado del sudeste asiático.

El transporte es esencial en esta ciudad con la densidad de población más alta del país.

Ir a la escuela resulta toda una odisea para muchas familias, como la de Duc.

Le Thi Hien: “La familia de Duc es muy pobre. Perdieron a su padre. Su madre, que está inválida, tiene que ocuparse de los dos hermanos. Antes no tenían bicicletas para ir a la escuela. Duc ya no llega tarde a clase como antes y aunque no puede luchar contra las inclemencias del tiempo, el trayecto es mucho más rápido y seguro, un aliciente para seguir avanzando en el temario.

Metro cerebrito

Tomar el metro no requiere un gran esfuerzo intelectual, aunque en el de Sao Paulo, el tiempo de espera puede resultar muy fructífero.

El gobierno ha tenido la idea de enviar profesores voluntarios a los andenes para ofrecer clases gratuitas a los transeúntes. Resolver dudas mientras esperas el metro, una idea que nos llega de Brasil.

Camello-bus

Puede que no sea el más rápido ni el más elegante, pero en algunas áreas remotas y áridas de la India, el camello es un medio de transporte muy fiable. Se ha convertido en el bus escolar de la región de Churu.

Devendra Sharma, director de la escuela Bhanwar lal Kala Bal Mandir:

“El camello-bus desempeña un papel muy importante ya que motiva a los niños. Recoge a los alumnos de cada pueblo y los lleva a la escuela.”