Última hora

Última hora

Ucrania: el despilfarro de la lucha contra el frío

Leyendo ahora:

Ucrania: el despilfarro de la lucha contra el frío

Tamaño de texto Aa Aa

Mientras Ucrania llora a más de cien muertos por la ola de frío, algunos expertos alertan del despilfarro energético que se produce a diario en este país. Heredado de la era comunista, el anquilosado sistema de calefacción urbana es todo menos eficiente. En cada ciudad, grandes centrales de gas calientan ingentes cantidades de agua para llevarla por kilométricas redes subterráneas a viviendas y edificios. Hay quien asegura que en el camino se pierde cerca del 80% del calor producido.

Svyatoslav Pavlyuk, experto en ahorro energético, cree que si se redujera a la mitad el consumo de gas utilizado para la calefacción del sector público, Ucrania no necesitaría importar gas en absoluto. “Y aún sobrarían 5 millones de metros cúbicos que se podrían emplear para otras necesidades de la economía”, dice.

El gobierno ucraniano gasta anualmente miles de millones de euros en subvencionar el precio del gas, una factura que pesa como una losa sobre la economía nacional. “Aún así”, explica el analista Grzegorz Gajda, “a pesar del aumento del precio de la energía, los hábitos de consumo residencial no han cambiado. Estamos al mismo nivel de hace 20 años. Hay un gran espacio para el ahorro. Fácilmente, se podría ahorrar un 50%.”

Dos décadas después de la caída de la Unión Soviética, Ucrania sigue necesitando el gas ruso para soportar la crudeza del invierno. Esta dependencia supone un lastre económico y político para Kiev, pues llegado el caso, Moscú no duda en utilizar el grifo del gas como arma política.