Última hora

Última hora

Grecia agota todos los plazos

Leyendo ahora:

Grecia agota todos los plazos

Tamaño de texto Aa Aa

Incertidumbre en Grecia. Atenas necesita un segundo paquete de ayuda internacional para salir de la ruina, pero los partidos en la coalición de gobierno tienen miedo de que las contrapartidas exigidas a modo de remedio sean “peor que la enfermedad”.

Y el resultado es que “ni sí ni no”. Hoy el portavoz comunitario de Asuntos Económicos reconocía que “ya se está fuera de los plazos fijados. Esperábamos que hubiera una decisión este fin de semana como tarde, pero no ha sido así”, decía.

La llamada troika (formada por el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo) exige al Gobierno de coalición que dirige el exbanquero Lukás Papadimos rebajas salariales en el sector privado y nuevos recortes

de gasto público a cambio de un crédito de 130.000 millones de euros esencial para que Grecia no entre en bancarrota este mismo mes de marzo.

Los sindicatos griegos han vuelto a convocar otra jornada de huelga general para este martes.

“¿Grecia puede todavía salvarse o está definitivamente abocada a la bancarrota?” Es la pregunta que le hemos hecho a Janis Emmanoulidis, analista del Centro de Política Europea.

Janis Emmanouilidis, Centro de Política Europea:

“Si no existe acuerdo entre la Asociación de la Banca y los socios de la Unión Europea, entonces es cierto que el escenario será el de una quiebra desordenada.

Pero yo todavía quiero pensar que ese no será el caso, que habrá un acuerdo para condonar la deuda al menos parcialmetne por parte del sector privado. Y este acuerdo será la base para un acuerdo con sus interlocutores a nivel europeo y con el Fondo Monetario Internacional.”

Euronews: “¿Qué significa la quiebra para Grecia?”

Janis Emmanoulidis: “Creo que desde el punto de vista griego sería un desenlace dramático: para la gente en Grecia significaría estar bajo una presión aún mayor, aún más empobrecimiento, más desempleo y sobre todo, más desempleo entre los jóvenes. Habría personas que huirían del país, ya que no tendrían ningún tipo de perspectiva y podrían pensar: “visto que hay futuro aquí, voy a tratar de irme a otra parte”.