Última hora

Última hora

Siria después del veto

Leyendo ahora:

Siria después del veto

Tamaño de texto Aa Aa

Sábado 4 de febrero en Homs, antes del amanecer.

Esta fecha marca un giro en la revuelta que sacude Siria desde marzo de 2011.

El bombardeo de la ciudad, uno de los centros neurálgicos de la protesta, deja más de

230 muertos según la oposición, que denuncia una masacre.

Las autoridades sirias desmienten toda implicación en los hechos y acusan a grupos armados.

Desde hace meses, la ciudad de Homs está asediada por las fuerzas del régimen.

Las draconianas restricciones impuestas a los periodistas extranjeros en Siria dificultan la verificación de las informaciones.

En estas imágenes de la televisión favorable al régimen Ad Dounia, habitantes de Homs muestran restos de obuses y piden la protección del ejército sirio:

“Estábamos sentados en nuestras casas, porque no podíamos salir – señala esta residente en Homs – de pronto, escuchamos una explosión. Parecía que todo el edificio iba a derrumbarse. Mire, mire las huellas del crimen. Mire la libertad que quieren. Están poniendo a los niños en una situación de peligro. ¿Cómo puede pasar una cosa así? Esto es un obús…¿Y esto es lo que nos va a traer la libertad? que se vayan al infierno si esta es la libertad que quieren”

Pocas horas después, en el Consejo de Seguridad en Nueva York, China y Rusia vetan por segunda vez una resolución sobre Siria.

Retomando el plan de transición de la Liga Árabe, la resolución pedía a Bachar al Asad una transferencia de poderes al vicepresidente y la formación de un Gobierno de unidad nacional.

Desde Damasco, Mohamed Salman, exministro sirio de la Información, llama al pueblo sirio a ir más allá del veto y encontrar una salida a la crisis.

Mohamed Salman. Exministro sirio de la información:

“No se trata de aceptar o de rechazar un veto. Se trata de la crisis, de la crisis nacional del régimen, la crisis entre las facciones de la oposición, la crisis del pueblo y de la seguridad en Siria”

Pero Bachar al Assad rechaza toda salida negociada a esta crisis que deriva en guerra civil, y los militares desertores están determinados a apearle del poder.

Hoy, el exgeneral del ejército sirio refugiado en Turquía Mustafa Ahmed al-Sheikh, ha sido nombrado al frente del “Alto Consejo Revolucionario, recién creado para reemplazar al “Ejército Sirio Libre”.

Por el momento, el enfrentamiento entre los dos campos es la lógica que se impone en el terreno. Falta por ver hasta cuándo.