Última hora

Última hora

Judo y más judo

Leyendo ahora:

Judo y más judo

Tamaño de texto Aa Aa

El Torneo Internacional de París (Grand Slam), es una de las pasarelas más importantes de un deporte que gana cada día más seguidores. Nada más y nada menos que 23.500 espectadores, en el Palacio de los Deportes de Bercy, para presenciar los combates de 584 judokas.

Todos vibraron con la exhibición del francés, Teddy Riner, cinco veces campeón del Mundo, que lograba su quinto título consecutivo en el torneo parisino.

Destrozó en la final al brasileño, Rafael Silva, a quien batió en apenas cincuenta segundos en la categoría de más de 100 kilos.

Teddy Riner, no se cansa de competir: “Es verdad que hay muchos Grandes Premios, Torneos de Maestros y de Grand Slam pero creo que se trata de un buen punto de partida para el judo y además son competiciones de calidad donde, normalmente, se dan cita los mejores. Pienso que esto supone un valor añadido para el judo, para que se desarrolle y sea mejor”.

Pese a la importancia cada vez mayor del judo en inmumerables países del mundo, sus responsables creen que los premios y los salarios que cobran los judokas están todavía muy lejos de las estrellas de otros deportes.

“El judo es una forma de educación, es un camino en la vida que otorga un código moral muy prestigioso, como deporte olímpico es además un modo de vida. Pienso que es normal que los atletas y los entrenadores ganen dinero como en el resto de deportes, porque si comparamos el judo con el conjunto de los deportes, todos los grandes atletas ganan dinero, y pienso que ha llegado el momento de que también en el judo tengan esta posibilidad”, explicaba el presidente de la Federación Internacional de Judo, Marius L. Vizer.

La Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO) declaró el judo como el mejor deporte formativo inicial para niños y jóvenes.

El judo fue incluido por primera vez como disciplina olímpica en 1964.