Última hora

Última hora

Egipto: la revolución un año después

Leyendo ahora:

Egipto: la revolución un año después

Tamaño de texto Aa Aa

Un año después, ¿está la revolución egipcia bajo la influencia de la boina militar y el turbante religioso?

El 11 de febrero de 2011, en la plaza Tahrir, se festejaba la caída de Hosni Mubarak. Era la principal reivindicación de los manifestantes, que veían en el derrocamiento del raïs el cambio de régimen.

Fue una victoria de la calle frente al presidente que se aferró al poder hasta el último momento, abandonado por el ejército.

Desde entonces, el Consejo Supremo del Ejército dirige de facto el país, cuyo nuevo hombre fuerte es el mariscal Muhamed Hussein Tantawi. Él se encarga de designar a los ministros y pilota la transición hacia un verdadero poder civil y democrático.

Por primera vez desde hace décadas, los egipcios han podido votar en elecciones limpias y han elegido un Parlamento dominado por los islamistas, que se hicieron con dos tercios de los escaños.

Un resultado previsible según John R Bradley, el periodista que en 2008 predijo la revolución egipcia:

“Las elecciones no fueron libres ni justas. No fueron justas porque los islamistas tenían ya tres décadas de experiencia en la formación de redes políticas y sociales, y los liberales acababan de establecer sus partidos. El otro problema es que no son libres si han sido comprados y los salafistas radicales, han reconocido que han recibido fondos sustanciales de los Estados del Golfo”

Ali Sheikholeslami. euronews:

Es decir, que según lo que está diciendo, las elecciones no han sido en modo alguno una victoria para los que hicieron la revolución, ¿es así?

John R Bradley:

“No ha habido revolución egipcia, técnicamente hablando. Ha habido un golpe militar, y los militares que han gobernado Egipto desde 1952 han sacrificado al presidente y los islamistas han llenado ese vacío político.

En estas elecciones el partido creado por los revolucionarios sólo consiguió hacerse con el 2% de los votos, y eso indica que no se puede hablar del movimiento revolucionario ni de victoria electoral”

euronews:

¿Que le espera en el futuro a Egipto?

John R Bradley:

“El futuro de Egipto, pertenece básicamente a los islamistas, no hay otra salida posible. Si se produce una segunda ola revolucionaria de la gente contra el poder militar, los islamistas no tendrán más remedio que ponerse del lado de la gente y el resultado será el triunfo de los islamistas.

Si no hay una segunda ola revolucionaria, el actual pacto que existe entre los islamistas y el régimen militar va a continuar, y también dará lugar a un triunfo islamista. Asi que, de cualquier manera, los liberales se han visto diezmados.

Fuertes en la calle pero débiles en las instituciones, los liberales y los laicos denuncian que los militares han secuestrado la revolución y temen que su alianza con los islamistas les aparte del proceso de reformas.