Última hora

Última hora

Gloria y decadencia de Whitney Houston

Leyendo ahora:

Gloria y decadencia de Whitney Houston

Tamaño de texto Aa Aa

Ella fue la gran voz de los 90. Un fenómeno tanto de la música de baile como de las baladas.

Llevaba el arte en la sangre: su madre era cantante de gospel. Su madrina: Aretha Franklin, otro mito.

El huracán Whitney enamoró al mundo con la película “El Guardaespaldas”. Fue su protagonista y además, la voz de su inolvidable banda sonora: ‘I Will Always Love You’ es el single más vendido por una mujer en la historia.

Sus cifras impresionan: dos Emmy, seis grammy, en total más de 400 premios de todo tipo hasta 2010. El Libro Guinness de los Récords la llegó a catalogar como la artista más galardonada de la historia.

Fue pasto de los tabloides por los traumas de su tormentoso matrimonio con el cantante Bobby Brown, con quien tuvo una hija. Se divorciaron en 2007.

A su imagen de juguete roto contribuyeron también sus escandalosos problemas con las drogas. Ella misma hablaba de sus fantasmas en esta entrevista televisada en 2002: “No me gusta pensar que soy una adicta, prefiero pensar que tengo malos hábitos”.

A pesar de sus esfuerzos por rehabilitarse en los últimos años, Houston nunca recuperó la voz que la hizo brillar. Su exitosa reaparición en 2009 debía ser su regreso… pero fue su despedida.