Última hora

Última hora

El nieto de Liliane Bettencourt le sucederá como administrador de L'Oreal

Leyendo ahora:

El nieto de Liliane Bettencourt le sucederá como administrador de L'Oreal

Tamaño de texto Aa Aa

La millonaria Liliane Bettencourt terminó su mandato como administradora en el consejo de administración del gigante francés de cosmética L’Oreal y le sucederá en el puesto su nieto Jean-Victor Meyers, informó hoy el grupo en un comunicado. La candidatura de Meyers será sometida a la votación de los accionistas en la próxima asamblea general, el 17 de abril, indicó L’Oreal pocas horas después de anunciar un beneficio neto en 2011 de 2.438,4 millones de euros (3.216 millones de dólares).
La heredera del imperio L’Oreal, Liliane Bettencourt, de 89 años, es considerada la tercera fortuna más importante de Francia, valorada en unos 16.000 millones de euros por la revista Forbes.
En un comunicado, el consejo de administración subrayó haber sido informado este lunes del fin del mandato de la administradora Liliane Bettencourt, de quien celebró su fidelidad y su apoyo personal a los asuntos de L’Oreal, así como su gusto emprendedor y su excepcional curiosidad por todo lo nuevo y moderno.
“Su apoyo sin fisuras a los dirigentes del grupo, a su desarrollo y a su triunfo internacional fue ejemplar y valioso”, subrayó en la nota el presidente y director general del consejo, Jean-Paul Agon.
Formado en Estados Unidos y en Francia, Jean-Victor Meyers, de 25 años, miembro del consejo de vigilancia del consorcio familiar Téthys desde enero de 2011, fue propuesto para suceder a su abuela por el Comité de Nombramientos y de la Gobernancia de L’Oreal, precisó el consejo.
En 2009, la hija de Liliane Bettencourt, Françoise Meyers, acusó al fotógrafo François-Marie Banier de abusar de su madre y dilapidar su fortuna. Posteriormente llegaron a un acuerdo, pero Banier y ex gestor del patrimonio de la heredera de L’Oreal, Patrice de Maistre, fueron finalmente detenidos el pasado diciembre, después de que un informe médico dictaminase el pasado octubre que Liliane Bettencourt sufría desde hacía años de una “demencia mixta” y el mal de Alzheimer en un “estado moderadamente severo”. Banier y De Maistre fueron inculpados entonces de abuso de debilidad, complicidad en abuso de confianza, estafa y blanqueo y liberados bajo control judicial a cambio de fianzas millonarias. El pasado 18 de enero, la Justicia francesa corroboró su decisión de que Liliane Bettencourt siguiese bajo la tutela de su hija Françoise y de sus dos nietos.