Última hora

Última hora

Sorpresa y satisfacción tras la dimisión de Wulff

Leyendo ahora:

Sorpresa y satisfacción tras la dimisión de Wulff

Tamaño de texto Aa Aa

Sorpresa y satisfacción tras la dimisión del presidente alemán, Christian Wulff. Las acusaciones de corrupción y tráfico de influencias se remontan a cuando Wulff era presidente de Baja Sajonia. El escándalo estalló hace dos meses.

“Lo he apreciado y estoy sorprendida de lo que se va descubriendo poco a poco. Como ciudadana de a pie, no sé qué ha sido fabricado por los medios y qué es verdad, pero creo que ahora está bien. No tenía elección”, ha declarado una berlinesa.

En opinión de un compatriota, la renuncia de Wulff “llega demasiado tarde”. “Con tres meses de retraso y estamos contentos de que finalmente haya ocurrido”, dice.

“Responder de manera poco sincera a muchas cosas, no es posible para un jefe de Estado alemán… ser la caricatura que hace reír en todas las emisiones, no es conveniente para un jefe de Estado”, señala una alemana.

A la pregunta de si este asunto tendrá consecuencias para la imagen de la canciller, esto es lo que responde otro ciudadano:

“No, no lo creo. La señora Merkel es dura y va a seguir sentada en su puesto sin que esto le afecte… no puedo imaginar otra cosa”.

“El presidente alemán puede hacer sus maletas. Con su dimisión, Christian Wulff finalmente afronta las consecuencias. En el aire queda la pregunta de si este asunto afectará de manera negativa a la imagen de la canciller Angela Merkel”, ha dicho el enviado especial de EuroNews en Berlín, Wolfgang Spindler.