Última hora

Última hora

Grecia reclama la luz verde de Bruselas

Leyendo ahora:

Grecia reclama la luz verde de Bruselas

Tamaño de texto Aa Aa

El gobierno de transición griego asegura que ha hecho los deberes. Las condiciones para este segundo plan de salvamento le han llevado a comprometerse a aplicar nuevos recortes. El principio fue votado por el Parlamento durante el fin de semana y, ahora, debe procederse a una drástica bajada de los gastos públicos, las inversiones y el número de funcionarios.

En concreto, la eurozona ha previsto una ayuda a Grecia de 130.000 millones de euros, al tiempo que los acreedores privados condonan al país cien mil millones. La promesa del gobierno heleno es de suprimir, de aquí a 2015, 150.000 puestos de funcionarios para sumar, con el resto de recortes, un ahorro de 3.300 millones de euros.

El objetivo de los prestadores internacionales es que, el año 2020, Atenas haya vuelto a un deuda de su Producto Interior Bruto del 120 por ciento. Algo que sigue en duda.

“No hay demasiada certeza de que alcancemos nuestros objetivos este año, tal como originalmente estaba previsto reduciendo la deuda al 5,4 por ciento”, explica este analista griego. “Pero creo que, con esfuerzos significativos, nos podemos acercar y, si las cosas van bien con las privatizaciones, conseguiremos poner límite a nuestra deuda”.

El mensaje que, tanto el Ejecutivo heleno como Bruselas, quieren enviar es que, a pesar de lo largo que están siendo las negociaciones, Grecia no abandonará el euro porque su salida tendría consecuencias mucho peores.