Última hora

Última hora

¿Oposición sin líder?

Leyendo ahora:

¿Oposición sin líder?

Tamaño de texto Aa Aa

Desde el pasado diciembre, Rusia ha sido testigo de protestas de cientos de miles de personas. Pero, ¿quién dirige a toda esta gente? En realidad no hay una, sino varias personas detrás y con ideas muy diferentes, que hacen que este variopinto grupo tenga
un futuro incierto.

Hay algunos políticos profesionales. Son antiguos miembros del gobierno como Mijaíl Kasiánov, Boris Nemtsov y Vladimir Ryzhkov, que han fundado el Partido de la Libertad del Pueblo. Es poco conocido dentro de Rusia y sus líderes no alcanzan la popularidad de Putin, pero esto puede cambiar:

“Aquí no hay falta de líderes, lo que falta es competencia política, y eso es un problema”, explica Kasiánov. “En cuanto los partidos políticos se inscriban oficialmente y se reconozcan, cuando tengan acceso a los medios de comunicación, se verá que Rusia tiene muchos líderes, incluso más carismáticos que Putin”.

Mientras que los fundadores del Partido de la Libertad del Pueblo son liberales más inclinados a la derecha, otro de los líderes de las protestas, Sergey Udaltsov, es de extrema izquierda.

El pasado año pasó cerca de 100 días en prisión por protestas sin autorización y ha emprendido en varias ocasiones huelgas de hambre.

Al contrario que los otros es joven, viste de negro y sus ideas son radicales. Propone retrasar las elecciones:

“Las elecciones van a generar una gran descofianza en nuestra sociedad. Si las cosas se quedan como están después de los comicios del 4 de marzo el conflicto aumentará y hay que evitarlo. Por eso le propuse a Medvedev aplazar las elecciones, presentar enmiendas para ello y extender su mandato. Es un poco atrevido y radical pero a veces tienes que actuar así para evitar males mayores”.

Alexei Navalny es otro de los líderes. Este blogger y activista anti-corrupción no tiene afiliación política. Obtuvo popularidad gracias a su página de internet en la que documentaba casos de malversación de fondos. Muchos le consideran el único candidato con posibilidades. Sin embargo, los nacionalistas le reprochan que fuera invitado a formar parte del Consejo de la compañía de aviación Aeroflot.

Cambiamos otra vez de escenario. Sergey Parkhomenko es un veterano periodista y editor. Es uno de los dirigentes de la Liga de Electores, cuyo propósito es velar por la limpieza en los comicios. Dice que las protestas han surgido espontáneamente y que no están sujetas a ningún líder político.

“La diferencia con un político profesional es que él cree que se puede controlar todo y que todo el mundo hará lo que él diga. Pero en estos tiempos de internet, en los que todo el mundo interactúa y se conoce rápidamente, las noticias y las opiniones vuelan, la muerte de esta “democracia controlada” será igual de rápida”.

Si no es político, quizá sea un líder civil. Quién mejor que Boris Akunin, autor de las famosas novelas de crimen traducidas en todo el mundo. Abandonó su último libro a la mitad porque no podía concentrarse con su país inmerso en una revolución. Pero él no quiere ser un líder.

La canción “We’ll take charge from now on”, traducida como “Tomaremos las riendas de ahora en adelante”, se ha convertido en el himno del movimiento. Pero ¿quién es el nosotros y de qué se encargarán?, se preguntan los críticos.

El movimiento puede parecer falto de liderazgo y objetivos, pero no importa dicen los manifestantes. “Nos acabamos de levantar, esto es solo el principio”.