Última hora

Última hora

Un grupo de ciudadanos turcos conmemora la tragedia del Struma

Leyendo ahora:

Un grupo de ciudadanos turcos conmemora la tragedia del Struma

Tamaño de texto Aa Aa

Por primera vez, el trágico naufragio del barco Struma, que en 1942 costó la vida a 764 judíos ha sido objeto de una ceremonia, aunque no oficial.

A orillas del Bósforo han recordado el hundimiento del barco cargado con emigrantes judíos de Rumanía, entonces aliada al régimen nazi, a los que ningún país quiso acoger. Se dirigían a Palestina, entonces bajo mandato británico.

Un joven llamado Ishak Alaton, que ahora tiene 85, llevó comida a bordo del Struma: “Siento que nunca se haya organizado una ceremonia digna. El recuerdo de las víctimas nos persigue. Ha llegado el momento de reconocer lo que pasó y organizar una ceremonia oficial para así reconciliarnos con el pasado.”

Las máquinas del buque se averiaron y el Struma tuvo que echar ancla en Estambul, donde las autoridades británicas presionaron para que Turquía no le permitiera continuar viaje, ni tampoco dejara desembarcar a los pasajeros, exceptuando a cuatro personas.

Las autoridades turcas, al no llegar a una solución diplomática, remolcaron el barco a través del Bósforo al Mar Negro donde lo abandonaron a la deriva, con el motor averiado, sin provisiones y con la radio estropeada.

Al día siguiente, el 24 de febrero de 1942, un submarino ruso, al no poder identificar el barco, lo hundió con un torpedo, lo que provocó la muerte de todos los pasajeros, excepto un joven que sobrevivió agarrado a restos del naufragio y fue rescatado 24 horas más tarde por un barco patrulla turco.