Última hora

Última hora

Dos millones y medio de firmas contra ACTA

Leyendo ahora:

Dos millones y medio de firmas contra ACTA

Tamaño de texto Aa Aa

Por la vía oficial: la de Bruselas.
Más de dos millones de europeos han firmado la petición, presentada este martes en el Parlamento Europeo, de protesta contra el acuerdo
para la protección de los derechos de autor ACTA. Un acuerdo que pretende luchar contra la piratería y cuyo apartado más polémico concierne internet. Y que para muchas asociaciones de internautas amenaza los derechos fundamentales, tal que la libertad de expersión.
Un miembro de la asociación “La Cuadratura de la Net” explica que ACTA empuja a las plataformas de acceso a Internet, incluso a los motores de búsqueda o a las plataformas de vídeo a hacer “de policías”, a adoptar sanciones contra sus usuarios incluso a sabiendas de que tendrán obviamente impacto en las libertades fundamentales del individuo”.

¿Qué es ACTA?


  • Es el acrónimo de “Anti Counterfeiting Trade Agreement”
  • El objetivo es establecer un sistema internacional contra la venta de productos falsificados y en defensa de los derechos de autor
  • Se puso en marcha en 2007 a iniciativa de la UE y otros 12 estados
  • El proyecto ha sido muy criticado porque su redacción ha estado rodeada de secretismo. El primer borrador fue filtrado en 2010.
  • Los críticos con la medida denuncian su formulación demasiado vaga que permitiría a los estados miembros regular y vigilar internet interfiriendo en la vida privada de los ciudadanos, en las libertades y los principios democráticos sin control judicial
  • ACTA ha sido firmada por 34 países, entre ellos 22 Estados miembros de la UE
  • Alemania, la República Checa, Eslovaquia, Eslovenia y Letonia no han firmado el acuerdo. Algunos países han anunciado la retirada de su firma.
  • Sitio web de la Comisión Europea: Informaciones sobre ACTA. (En inglés, con algunos documentos en castellano).


Y es que os detractores del acuerdo argumentan que su propósito es limitar la libertad en la red para defender sobre todo los intereses de los lobbys de la industria discográfica y cinematográfica.

El eurodiputado David Martin explica que “ACTA, o algo como ACTA, sí es necesario para defender nuestros derechos de autor y la propiedad intelectual. Pero no al precio de criminalizar a los ciudadanos comunes por simplemente descargarse música o películas de Internet. No quiero que se limiten sus libertades civiles por algo así”.

El acuerdo ACTA, impulsado desde Estados Unidos y Japón, ha sido negociado por la Unión Europea y una decena de países en el mundo. Pero las protestas de las últimas semanas en todo el territorio comunitario han dejado en suspenso su ratificación en algunos países europeos.