Última hora

Última hora

Cannabis, el antídoto contra la crisis en un pueblo de Tarragona

Leyendo ahora:

Cannabis, el antídoto contra la crisis en un pueblo de Tarragona

Tamaño de texto Aa Aa

En Rasquera, un pueblo de Tarragona, han descubierto que el cannabis puede ser el antídoto contra la crisis. El ayuntamiento quiere alquilar terrenos para que una asociación barcelonesa de autoconsumo instale una plantación de cánnabis, que además de dar trabajo, ayudaría a tapar el agujero en las arcas municipales. “El contrato contempla una duración de 24 meses. A 54 mil euros al mes, representa 1,3 millones de euros”, calcula el alcalde, Bernat Pellisa, de Esquerra Republicana.

Las 900 almas del pueblo están divididas entre el interés del negocio y sus riesgos. “Somos muchos los que vivimos aquí de la tierra y necesitamos algo para sobrevivir”, dice un hombre. Otro, menos convencido, exclama: “¿Y ahora vamos a tener aquí marihuana? ¡Qué quiere que le diga!”

La cuestión es peliaguda. Si la ley española no prohíbe el consumo individualizado, sí su cultivo. Un limbo legal en el que podría crecer la plantación de Rasquera, a no ser que el departamento de Interior catalán les baje los humos.