Última hora

Última hora

El cine francés en estado de gracia

Leyendo ahora:

El cine francés en estado de gracia

Tamaño de texto Aa Aa

los cinco Oscar que se llevado The Artist, dos de ellos históricos, el de mejor actor a Jean Dejardin y el de mejor película, han hecho que todos los proyectores se focalicen en la industria cinematográfica francesa.

“Intouchables”, con 16,7 millones de espectadores ha contribuido a un empujón taquillero desconocido desde los años 80, un 21,4% más en 2011.

Este año, en las salas francesas, los productos nacionales han rivalizado casi a partes iguales con Hollywood.

La clave, la tiene Florence Gastaud, delegada de la Asociación de Autores, Realizadores y Productores, L’ARP: “…tenemos un sistema que, por resumir de alguna manera, hace que los grandes financien a los pequeños. Un sistema que obliga a las cadenas de televisión a invertir en una serie proyectos audiovisuales, eso hace que, hoy en día, obtengamos resultados inmediatos. A esto hay que añadir, creo, la llegada de una nueva generación de directores de cine. Estas dos realidades juntas hacen que lleguen a los cines películas como “Rien à declarer” de Danny Boon, à “Polisse” de Maïwenn o “la Guerre est déclaré” de Valéry Donzelli, se trata de cintas con bajo presupuesto.”

Antoine de Clermont-Tonnerre, es el presdiente de UniFrance, el organismo encargado de la promoción del cine francés en el mundo: “Producimos cerca de 260 películas cada año, somos los segundos exportadores del mundo. Cada año conseguimos presentar una treintena de filmes a compradores internacionales. Éxitos como el obtenido con ‘The Artist’ suponen una promoción formidable para el resto de las películas, porque cuando presentamos nuestras cintas en otros países, somos percibidos como la industria que ha conseguido algo excepcional, ¿no?, ganar 5 Oscar.”