Última hora

Última hora

¿Vuelve Rusia a ser una superpotencia?

Leyendo ahora:

¿Vuelve Rusia a ser una superpotencia?

Tamaño de texto Aa Aa

Los senadores estadounidenses, sentados en primera fila de la Conferencia de Seguridad de Múnich, no estaban preparados para escuchar estas palabras de Vladimir Putin directamente dirigidas a ellos:

“No se pueden presentar como señores todopoderosos y decidir por los demás”

Fue en 2007. Las palabras de Putin se analizaron posteriormente como el anuncio de una nueva Guerra Fría entre Moscú y Washington. Fantasmas del pasado que el número uno del Pentágono, Robert Gates intentaba alejar con humor:

Robert Gates:
“Uno de los discursos de ayer casi me produjo nostalgia de tiempos menos complejos”

Un año después, cuando las bombas rusas llovían sobre Georgia, Gates cambiaba de tono y evitaba bromear:

Robert Gates:
“El señor Putin quierereafirmar las tradicionales esferas de influencia rusas”

¿Ha cumplido realmente Putin su objetivo? ¿se ha cumplido la profecía de Gates con el paso de los años? ¿se puede decir que la influencia internacional del Kremlin es tan podrerosa como brillante su esplendoroso interior o es sólo una sombra de lo que fue?

Para Alexey Poushkov, director del Comité Internacional de la Duma, Vladimir Putin nunca ha tenido esos planes en mente:

Alexey Poushkov:
“Recuperar el estatuto de superpotencia no ha entrado nunca en los planes de Rusia. Ahora hay sólo una superpotencia en el mundo, y tiene enormes dificultades y responsabilidades derivadas de esta condición”

Pero sacar a Rusia de la sombra es un logro que hasta los detractores de Putin están dispuestos a reconocer. Fyodor Loukyanov, analista político, es uno de ellos:

Fyodor Loukyanov:
“Los temores que despierta Rusia han aumentado seriamente en el mundo, pero por otro lado, Rusia es actualmente un actor potente en la política internacional, y ese no era el caso cuando se convirtió en jefe del Gobierno, primero, y en presidente después”

Tradicionalmente, el termómetro del peso internacional de Rusia es la relación entre Moscú y Washington. En los últimos 12 años, la temperatura ha bajado peligrosamente en varias ocasiones. El endurecimiento de tono del sustituto de Putin en la presidencia, Dimitri Medvedev, dejó perplejos a propios y extraños, sobre todo, del otrolado del Atlántico:

“¿Quién manda realmente en Rusia, el presidente o el primer ministro Putin?

Barack Obama:
“Por lo que yo se, el presidente Medvedev es el presidente y Putin es el primer ministro”

Aunque al final del mandato presidencial de Medvedev el intervencionismo agresivo parece cosa del pasado, la retórica antiestadounidense vuelve a estar de moda.

Alexey Poushkov:
“Me sorprende mucho cada vez que una crítica sobre una acción concreta estadounidense se tacha de antiamericanismo. Imagínese unos tipos bebiendo un té y de pronto, se enteran de que Estados Unidos está bombardeando a alguien en un lugar determinado. Y dicen: que horror y les responden: ustedes son antiamericanos”

Los desencuentros entre Rusia y occidente no sólo están anclados en la historia. Gran parte del problema, según este analista político, reside en las convicciones personales de Vladimir Putin:

Fyodor Loukyanov:
“Siente una profunda desconfianza hacia Estados Unidos. Es algo en lo que piensa constantemente y lo único en lo que cree. Y no se basa en ideas abstractas, sino en su propia experiencia, en sus relaciones con Estados Unidos durante sus dos primeros mandatos presidenciales”

Incluso en Europa, históricamente más cerca de la política rusa que Estados Unidos, Vladimir Putin ha sido objeto de críticas severas.
El eurodiputado verde Werner Schultz, que presentó una resolución para anular las parlamentarias de diciembre en Rusia, propone al número uno del Kremlin una fórmula para su grandeur:

Werner Schultz:
“Si Rusia se desarrolla de forma democrática podría volver a convertirse en un centro de gravitación. Pero si intenta volver a ser una superpotencia en el sentido de acaparar otras naciones y hacerlas dependientes, eso puede ser peligroso”

Pero ¿puede Rusia seguir a pie juntillas este consejo? uno de los cinco candidatos a la presidencia, conoce mejor que nadie la respuesta:

Vladimir Putin:
“No permitiremos que nadie interfiera en nuestros asuntos ni que otros nos impongan su voluntad. Porque tenemos nuestra propia voluntad”