Última hora

Última hora

De César a Los Intocables

Leyendo ahora:

De César a Los Intocables

Tamaño de texto Aa Aa

Los hermanos Taviani, Paolo y Vittorio, saben bien que la experiencia es un grado. Octogenarios ambos, lograron en Oso de Oro en el Festival de Berlín, recuperando a Shakespeare.

Su docudrama “César debe morir” nos demuestra cómo un grupo de actores, en realidad presos de la cárcel de máxima seguridad de Roma, elevan hasta el inifinito una historia de poder, justicia y honor.

El honor de unos hombres despojados de libertad.

“Al principio, uno de los actores nos dijo: “Escuchen, haré el papel de Casio y lo daré todo, pero antes tengo que decirles una cosa. Hace treinta años dejé a muchos niños huérfanos, maté a sus padres y esos niños están todavía sufriendo por lo que hice. Pero este mismo actor, al final del rodaje pronunció esta frase increible: “Desde que descubrí el arte, esta celda se ha convertido verdaderamente en una cárcel”, señala Vittorio Taviani.

Salvatore Striano, que da vida a Brutus estuvo condenado a 14 años de prisión, aunque beneficiándose de una aministía pudo abandonar la cárcel tras cumplir ocho años de reclusión.

Ahora es un hombre libre, que gracias a su participación en la película ha descubierto una nueva vida.

Con la idea original de hacer un documental, la película, rodada completamente en blanco y negro es un auténtico drama.

“César debe morir” ya está en las carteleras italianas.

Mientras, “Los Intocables” abren en Nueva York, una cita obligada con el cine francés. Una buena noticia para los directores galos tras el éxito histórico de la película “The Artist”, en los Óscar.

También se frotan las manos las compañías estadounidenses, como Weinstein, que tiene los derechos de distribución de “Los Intocables”.

Los realizadores, Olivier Nakache y Eric Toledano no ocultan su satisfacción: “Primero brindaremos con champán.” “Si, si, por supuesto.” “Como dice Jean Dujardin, si, es extraordinario, formidable”.

“Si, es algo grande. Noticias extraordinarias para nosotros. Porque Harvey Weinstein, es nuestra referencia, tiene nuestra película, y eso son muy buenas noticias”, señala Olivier Nakache.

“Los Intocables”, la historia de un éxito con casi 20 millones de entradas vendidas y 200 millones de euros de facturación en todo el mundo.

Un gran negocio para una película que costó “apenas” 10 millones de euros.