Última hora

Última hora

Supermartes: Romney gana pero no se afianza como candidato

Leyendo ahora:

Supermartes: Romney gana pero no se afianza como candidato

Tamaño de texto Aa Aa

Ha sido una batalla crucial, pero no determinante. El Supermartes de los republicanos se ha saldado con la victoria por la mínima de Mitt Romney y una evidencia: la fragmentación del voto republicano prolongará unos meses la batalla.

Romney, el millonario mormón partía como favorito en las primarias y caucus que se celebraron en diez estados, se ha impuesto en seis de ellos.

Su victoria más simbólica y estratégica ha sido la de Ohio. Tras un recuento de infarto, Romney ganó a Rick Santorum por unos pocos miles de votos.

Pese a todo, el ex gobernador de Massachusetts sigue suscitando la desconfianza de parte de la base republicana, que lo considera demasiado moderado.

Despojado de esa ambiguedad, Santorum, el ex senador católico que dice que la defensa de la separación de la Iglesia y el Estado le hace vomitar, tiene garantizado el apoyo de los ultraconservadores.

En realidad, los analistas coinciden en que los candidatos van a pelear ahora por el título del más conservador y anti-gubernamental.

Las próximas primarias tendrán lugar en varios estados del sur, terreno hostil para Romney y motivo suficiente para que Newt Gingrich siga en la carrera.

Tras el poco determinante Supermartes, las cosas están así: Romney es el que cuenta con más delegados, pero está aún lejos de los 1.144 que necesita para afianzarse como rival de Barack Obama el seis de noviembre.

Además, si finalmente Gingrich tira la toalla, Santorum se haría con nuevos apoyos y más fondos para proseguir su campaña.

De la pugna ideológica entre la derecha más conservadora, hostil al establishment y la derecha más pragmática, hemos hablado con Jeffry Frieden, politólogo y profesor en la Universidad de Harvard.

Adrian Lancashire. euronews
Jeffry Frieden, gracias por estar con nosotros. ¿Cuál es su interpretación de los resultados del Supermartes?

Jeffry Frieden. Politólogo y profesor en Harvard:
Creo que la noticia más importante fue Ohio. Muchos de los otros estados, la mayoría de ellos, obtuvieron los resultados previstos: se esperaba que Gingrich ganara en Georgia y Romney, por supuesto, esperaba imponerse en Massachussetts y en el vecino Vermont. Ohio era el principal estado en juego. La buena noticia para Romney es que ha ganado en Ohio. Y la mala noticia es que ha ganado por la mínima. Hay tan poca distancia entre ambos que Santorum sigue en la carrera durante el resto de las primarias, al menos en un futuro inmediato.

Lo que hay que retener, creo, es que los resultados han sido lo suficientemente buenos para mantener a Santorum y a Gingrich en la carrera. Así que la carrera va a continuar.

Adrian Lancashire. euronews
En algunas primarias, la suerte está echada desde mucho antes, pero en estas hay más suspense. Al final, ¿qué nos dice esto del electorado republicano?

Jeffry Frieden:
Creo que estas primarias republicanas nos han dicho una enorme cantidad de cosas sobre el partido republicano, y también de los activistas y simpatizantes del partido republicano.

Y lo que nos han dicho es que el partido está muy fragmentado. Por un lado, hay un amplio grupo de militantes extremadamente conservadores, estén en la esfera del tea Party o no. Es gente que se sitúa a la derecha del partido y que no quiere a un candidato que tienda a posiciones más moderadas, como Mitt Romney. Es un partido con una potentísima extrema derecha, más potente que nunca, diría.

Por otro, tenemos un partido a cuyos líderes y a muchos de sus miembros les gustaría ganar en noviembre, y que se dan cuenta de que un candidato que es demasiado derechista no tiene posibilidades de hacerse con los votos de los independientes.

Las elecciones se decidirán en los estados cruciales dependiendo del voto de los indecisos. Por tanto, es un partido republicano extremadamente fragmentado y que se enfrenta a serios dilemas.

euronews: ¿Dónde cree que nos aguarda la próxima sorpresa?

Frieden: Bueno, las siguientes grandes primarias son en el sur, Missisippi y Alabama, creo. La gran sorpresa es que Gingrich ganase en esos estados.

Gingrich se dice muy popular en el Sur. Pero Santorum puede ser un rival muy duro porque es un buen candidato para los muy conservadores votantes del sur.

La mayoría de los analistas creen que Santorum tendrá muy buenos resultados en los estados del sur.

Pero si Gingrich lo hace especialmente bien, si Gingrich gana en esos estados y lo hace de forma contundente, con mucha ventaja sobre Santorum, creo que volverá a la carrera.

No había dudas de que Gingrich ganaría en Georgia, su estado. Si hubiese perdido, estaría definitivamente fuera, pero es un candidato realmente marginal.

Pero si recupera el fuelle en las primarias del sur, asistiremos a una carrera con tres contendientes, lo contrario que ahora, donde es cosa de dos. En las primarias del sur veremos si Gingrich puede volver a subir al tren.

euronews: Estaremos atentos a lo que acontezca en las primarias del sur. Gracias por responder a nuestras preguntas.