Última hora

Última hora

Boicot político y vuvuzelas, en la despedida del expresidente alemán Christian Wulff

Leyendo ahora:

Boicot político y vuvuzelas, en la despedida del expresidente alemán Christian Wulff

Tamaño de texto Aa Aa

Casi humillante ha sido la despedida de Christian Wulff como presidente de Alemania. Insistió en tener una ceremonia oficial en el Palacio de Bellevue y ésta ha sido digna de olvidar.

Mientras la banda militar interpretaba el tema “Over the Rainbow” de la película el Mago de Oz, elegida por el propio Wulff, el rostro de la canciller Angela Merkel era un himno al desasosiego. 160 de los 369 invitados rechazaron estar en el acto, incluidos los cuatro últimos presidentes, numerosos embajadores y ministros del Gobierno de Merkel.

Pero aún peor que el boicot político contra Wulff, que deja el cargo perseguido por un gran escándalo de corrupción, ha sido el concierto de vuvuzelas, las famosas trompetas del Mundial de Suráfrica, protagonizado por unos 250 manifestantes. Ciudadanos indignados, sobre todo, porque el expresidente haya reclamado su derecho a una pensión vitalicia de casi 200.000 euros al año y seguir disfrutando de coche oficial y oficina.

Sobre el mismo tema: Bettina Wulff: la primera dama con tatuajes