Última hora

Última hora

El dilema de Hamas

Leyendo ahora:

El dilema de Hamas

Tamaño de texto Aa Aa

Gaza, epicentro de la espiral de violencia más grave desde finales de 2008.

El patrón que desató la nueva oleada de violencia fue el habitual: ataques aéreos israelíes contra la franja en respuesta al lanzamiento de cohetes de activistas palestinos.

Pero la situación degeneró el viernes, cuando uno de los líderes del Comité de Resistencia Popular murió en un ataque aéreo israelí. Según Tel Aviv, preparaba ataques inminentes en territorio israelí.

Activistas de la Yihad y del Comitérespondieron disparando desde Gaza unos 200 misiles, cohetes y proyectiles de mortero contra el sur de Israel provocando un herido grave.

Durante todo el fin de semana, la Franja no ha conocido más ley que la del Talión.

Desde entonces han muerto más de veinte milicianos y decenas han resultado heridos. Y todo indica que el derramamiento de sangre no tendrá un final inminente.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ya ha advertido que el Tsahal seguirá seguirá respondiendo con contundencia:

“Tengo una política muy clara y mis instrucciones son claras: atacaremos a todo aquel que tenga planes para atacarnos, a cualquiera que lo intente o a cualquiera que lo consiga. El Ejército israelí está asestando golpes muy fuertes a estas organizaciones terroristas “.

Con 12 bajas en su brazo armado en tres dias,
la Yihad rechaza la tregua y en todo caso la condiciona a que Israel detenga sus ataques selectivos. Lo explica su portavoz:

“No vamos a participar en ninguna iniciativa de paz con un enemigo que nos impone sus reglas y no vamos a permitir una paz que no tenga en cuena la sangre de los nuestros”

Pero las críticas de la Yihad, que recibe armas y dinero de Irán, van también contra Hamas por no sumarse al lanzamiento de cohetes y misiles contra el sur de Israel.

El movimiento islamista que Gobierna en Gaza se enfrenta a un dilema:

Renunciar a la lucha armada contra Israel, su bandera más reconocible, le resta popularidad, pero sumarse masivamente a la Yihad, podría desencadenar una operación militar israelí a gran escala en la franja. Una amenaza de peso para su régimen.