Última hora

Última hora

Rusia se suma al boicot chino de la tasa de carbono de la UE

Leyendo ahora:

Rusia se suma al boicot chino de la tasa de carbono de la UE

Tamaño de texto Aa Aa

La revuelta se extiende y hace temblar la industria aeronáutica europea, que también se levanta contra la tasa que entró en vigor el uno de enero.
 
 
El domingo, Airbus, seis compañías aéreas europeas y los fabricantes de motores Safrán y MTU, enviaron una carta a los jefes de Gobierno francés, británico, alemán y español, todos pertenecientes a los países fundadores de Airbus.
 
Los signatarios advierten de las consecuencias económicas de la tasa que amenaza, según ellos, su sector de actividad.
 
Según el patrón del constructor aeronáutico, Tom Enders,  mil empleos están amenazados en Airbus, y otros mil más, en la cadena de aprovisionamiento.
 
 
El jueves pasado, el director de EADS, Louis Gallois, anunció que Pekín se negó a aprobar los pedidos de 45 airbuses, entre ellos 10 super Jumbos A380. La pérdida de ingresos superaría los 9 mil millones de euros.
 
La causa: la tasa de carbono impuesta a
todas las compañías que operan en la UE. Éstas deben comprar el equivalente al 15% de sus emisiones de CO2. Según la Comisión Europea, eso representaría un coste de 2 a 12 euros por pasajero.
 
 
 
Pero China ha prohibido a sus compañías que paguen ese impuesto encaminado a luchar contra el recalentamiento climático, del que es en parte responsable el CO2.
 
El tráfico aéreo produce el 3% de los gases de efecto invernadero. 
 
El viernes, los ministros de medioambiente de la UE reiteraron su apoyo a la tasa de carbono, y la Comisaria encargada del Clima, Connie Hedegaard, advirtió de que la Unión Europea tomará las medidas apropiadas contra eventuales represalias.