Última hora

Última hora

Un gran paso para generar vasos sanguíneos artificiales

Leyendo ahora:

Un gran paso para generar vasos sanguíneos artificiales

Tamaño de texto Aa Aa

Científicos de Stturgart, Alemania, han pasado tres años diseñando y creando esta fibra de plástico, un vaso sanguíneo artificial, moldeado a través de una impresora 3D.

Hasta ahora la fabricación efectiva de venas artificiales era muy complicada.
Los investigadores del Instituto Fraunhofer afirman haber dado un gran paso para fabricarlas más eficazmente.

En 2009 cinco departamentos de la institución unieron fuerzas en un proyecto llamado BioRap que tenía como objetivo precisamente esa fabricación.

Rápidamente la idea de producirlas a través de una impresora 3D se impuso, y los primeros prototipos han nacido ahora.

“La estructura básica se ha producido con un método de impresión. Funciona en muchos aspectos como una impresión de oficina. Evidentemente el resultado tiene un aspecto distinto, pero la tecnología es similar. Fabricamos capa por capa hasta que tenemos una estructura tridimensional”, explica Gunter Toval, director del proyecto BioRap.

Ester Novosel es especialista celular en el Instituto Fraunhofer. Ha estado involucrada en el proyecto desde su inicio en 2009 y escribió su tesis doctoral sobre el asunto. Según ella, los vasos sanguíneos artificiales están muy cerca de ser una realidad.

“Tienen las mismas características mecánicas, son muy elásticos. Y son también biocompatibles, lo que significa que se podrán implantar en un organismo”, relata Novosel.

Sin embargo toda estructura viva, como la piel humana, rechazaría unos vasos sanguíneos hechos de plástico. Los científicos del instituto se aseguran ahora de que se puedan implantar estos vasos sin que haya rechazo.

“Para implantar estos vasos artificiales que hemos creado en cualquier organismo tenemos que revestirlos de células endoteliales. Son las mismas células que recubren las venas y arterias del cuerpo humano”, matiza Novosel.

Los científicos del Fraunhofer dicen que estos vasos artificiales se podrán transplantar un día a un cuerpo humano. Pero tienen una meta más cercana. Esperan que puedan ser transplantados, de momento, a la piel artificial.

La investigación está en un estadio temprano y la creación de órganos y piel para transplante a seres humanos tiene todavía un largo camino por recorrer.