Última hora

Última hora

Histórico juicio a las tabacaleras en Canadá

Leyendo ahora:

Histórico juicio a las tabacaleras en Canadá

Tamaño de texto Aa Aa

Presentó la primera querella contra las tres principales tabacaleras de Canadá. Casi 2 millones de fumadores en Quebec siguieron sus pasos.

Jean-Yves Blais empezó a fumar cuando tenía 10 años. Contrajo cáncer de pulmón, pero sigue fumando. Con un cigarrillo en la mano, asegura que no puede parar.

Los fumadores canadienses reclaman 27.000 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios a las tres grandes compañías tabacaleras. Las acusan de ser responsables de su adicción. El juicio ha comenzado este martes.

Mario Bujold. Portavoz del Consejo sobre tabaco y salud de Quebec:
“Están enfermos. Tienen graves problemas por culpa de la nicotina y quieren justicia”

La querella, qu la mayor demanda colectiva que ha tenido lugar en Canadá, se fundamenta en la información sobre los riesgos del tabaco que los fabricantes habrían escondido durante décadas para ampliar su mercado.

Los fabricantes de cigarrillos aseguran en cambio que los peligros del tabaco son conocidos desde hace décadas.

Deborah Glendinning. Abogada de Imperial Tobacco:
“Fumar es una elección. Cada uno tiene su razón para hacerlo, pero todos deben asumir su responsabilidad”.

También en Estados Unidos, los tribunales han sido durante décadas escenario de encarnizadas batallas legales en torno al tabaco.

Hace dos semanas, la industria tabaquera marcó un tanto de peso cuando un juez federal declaró inconstitucional un mandato para obligar a los fabricantes de cigarrillos a utilizar en sus cajetillas imágenes sobre los efectos del consumo de tabaco en diferentes partes del cuerpo.

El juez Richard Leon consideró que la norma violaría la libertad de expresión de los fabricantes de cigarrillos, protegida por la Primera Enmienda.

Según un informe publicado la semana pasada por el Departamento de Sanidad estadounidense , el tabaquismo ha adquirido “proporciones epidémicas”, entre los jóvenes estadounidenses. Fumar mata a más de 1.200 personas cada día.

Uno de cada cuatro universitarios fuma regularmente. Incapaces de abandonar el hábito, el 80% sigue fumando durante toda su vida.