Última hora

Última hora

El tormento de no saber si tu hijo sigue vivo

Leyendo ahora:

El tormento de no saber si tu hijo sigue vivo

Tamaño de texto Aa Aa

La zozobra era indescriptible este miércoles en la escuela primaria Sint-Lambertus de Heverlee, en el centro de Bélgica. Veinticuatro de sus niños iban en el autobús accidentado. 16 sobrevivieron, aunque resultaron heridos, pero sobre los otros 8, esta mañana, no había ninguna noticia.

Los padres de esos pequeños se subieron al autobús, que debía llevarles al aeropuerto militar para volar a Suiza, con la angustia infinita de no saber si volverían a ver a sus hijos con vida.

“Es terrible. No tengo palabras. Me pongo en el lugar de esos padres, que esta mañana iban a volver a ver a sus hijos, tras una semana en la nieve… Es inimaginable”, dice una profesora jubilada.

El alcalde de Lovaina, Louis Tobback, en cuyas afueras se encuentra esta escuela católica, tampoco entiende esa falta de información por parte de las autoridades suizas: “Tenemos la impresión de que no hubo una buena comunicación, no hubo un número en Suiza al que llamar. Teníamos las fotos de los niños, para que pudieran identificarlos. Nos da la impresión de que los suizos llegó un momento en que decidieron dejar de dar información porque estaban desbordador por la cantidad de llamadas”.

Un profesor y un monitor del colegio también murieron en el accidente. A pesar de todo, el colegio abrió este miércoles sus puertas, con una gran tristeza flotando en el aire y un equipo de psicólogos para ayudar a alumnos y maestros a superar este momento.