Última hora

Última hora

Sarkozy apuesta por un segundo mandato

Leyendo ahora:

Sarkozy apuesta por un segundo mandato

Tamaño de texto Aa Aa

Después del general de Gaulle, Georges Pompidou o François Mitterrand, ¿Quién será el próximo en ocupar el Elíseo después de las próximas elecciones presidenciales francesas? Los franceses votan el 22 de abril y el 6 de mayo y Nicolas Sarkozy apuesta por un segundo mandato.

El presidente ha pasado los últimos cinco años a marchas forzadas. Multiplicando los golpes de efecto. Y las reformas, a menudo impopulares. Siendo omnipresidente en todos los frentes, también a nivel internacional.

Un hombre muy ocupado, ¿o demasiado? Parece haber decepcionado a los franceses y no encabezaba los sondeos.

Sin embargo el candidato de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) cree en sí mismo y en su suerte y puede que aún sorprenda. Este es su perfil, por Sophie Desjardin.

“La vida me ha enseñado que el día que pensemos que nunca se puede perder algo que tenemos, ese día lo hemos perdido”, estas son las palabras de Nicolas Sarkozy en 2012. Humilde, pero dispuesto a luchar.

Seguimos al candidato presidencial hasta dos de los departamentos más afectados por el desempleo, Alto Loira y Loira. Nos encontramos en Yssingeaux, donde se encuentra la fábrica de Lejaby. Una pequeña fábrica rodeada ahora por periodistas acreditados que vienen desde París y que no quieren perderse ni uno de los movimientos del candidato. También hay alguno extranjero.

“No me parece que le interese mucho. En este momento la prensa extranjera no. Creo que está en el momento franco francés”, ha dicho Miguel Mora, corresponsal de El País.

El candidato solo responde a la prensa francesa y da pinceladas sobre las directrices de su campaña:
“Cuando me comprometo como lo he hecho siempre, me comprometo del todo, no me comprometo a medias. No lo hago. Nunca he hecho política para perpetuarme sino para trabajar”.

Por eso ha venido aquí. 82 trabajadores de esta fábrica de lencería se han salvado de ir al paro gracias a un programa de formación en marroquinería. La formación y el empleo es uno de los ejes principales de su programa de 2012.

Sarokzy no tenía ni 20 años cuando empezó a militar en política, al mismo tiempo que estudiaba derecho. Fue abogado y después alcalde. Y se convirtió en un estrecho colaborador de Jacques Chirac.

En 1995 se fió de las encuestas e hizo una elección que le costó muy cara. Durante la campaña electoral para la presidencia, se alío con Edouard Balladur, al que todos los sondeos daban como ganador. Pero fue Chirac el que pasó a la segunda vuelta y Sarkozy cayó en desgracia.

En 2002 volvió al escenario político. Chirac fue reelegido y Sarkozy se convirtió en Ministro del Interior, de Presupuesto, presidente de su partido y en 2005 volvió a Interior y afianzó su estilo y personalidad.

“Si tienes algo que decir, ven. Limpiar la calles, eso es lo hay que hacer. ¿No habéis tenido suficiente con esta gentuza?. Os la vamos a quitar del medio”, ha afirmado Sarkozy en varias ocasiones.

Un estilo que desagrada a los críticos pero que tiene mucho éxito entre sus seguidores. Durante dos años su popularidad no hizo más que aumentar hasta que en mayo de 2007 consiguió el sueño de su vida, se convirtió en el presidente de la República.

Un presidente sin complejos. Que ha celebrado sus victoria con sus amigos ricos, que ha pasado sus vacaciones en yates de lujo y demostrado que está en buena forma.

Mientras su ambición subía, su vida privada caía en picado. Multitud de medios se hicieron eco de su divorcio. Y apareció un nuevo romance con la modelo Carla Bruni, que se convirtió en su nueva esposa.

Los franceses tienen la sensación de haber perdido el contacto con el presidente, al que no le gusta que no le quieran.

Hiperactivo, omnipresente, tanto en el terreno político como en la prensa rosa, Sarkozy escucha las críticas, le afectan y cambia de rumbo.

La crisis financiera mundial le ha puesto en su sitio y el final de su presidencia se presenta cuesta abajo.

Con esta desventaja, una popularidad bajo mínimos, se presenta a un segundo mandato.

En Yssingeaux, después de reunirse con los trabajadores, la maquinaria de campaña sigue sin prisa pero sin pausa llevando siempre consigo a los asistentes y a los periodistas.

Lucien lleva con su cámara cubriendo como periodista aficionado lo que pasa en su pueblo. Se ha reunido con Giscard, Chirac en otros momentos. Ahora casi no se puede acercar a Sarkosy.

“Esto ha cambiado mucho. Creo que es un poco ridículo que haya tantos problemas para acercarse. Jacques Chirac era una persona importante, fue un gran presidente también y nos podíamos acercar él sin problemas”, ha comentado Lucien Gibert.

Las mismas trabajadoras no estában muy convencidos de esta visita.

euronews:
“¿Estáis contentas de que venga a veros?”

“No, sin más. Viene, está bien. Ya está”, ha dicho esta mujer.

“Sí, ha venido para hacer campaña. Porque si de verdad tiene en mente trabajar por el empleo, tendría que hacerlo durante todo su mandato”, ha respondido esta otra.

Segunda parte de la jornada. Reunión en un pueblo de 750 habitantes. Se trata de crear un macro evento a nivel local. Los habitantes están sorprendidos y eso que se les había avisado la víspera.

Mientras habla con las mujeres dentro de este local, fuera muchos esperan impacientes, aunque solo pueden ver a Sarkozy unos minutos antes de irse.

Por la noche estamos en St Just St Rambert en Loira. La sala municipal acoge esta noche a 1.200 militantes. El candidato hablará largo y tendido del valor en política. Y sobre todo del suyo al reformar las pensiones: “Todos decían que no era el momento adecuado, nunca es un buen momento. No todo el mundo creía que era una buena reforma y todos me aconsejaban esconderla debajo de la alfombra. ¡Espere un minuto, señor verdugo! Da igual, son nuestros hijos los que pagarán…No quiero que nuestros hijos paguen las deudas de una generación incapaz de asumir sus responsabilidades”.

La responsabilidad, el valor, el trabajo…temas que se han tratado esta noche aquí, sin olvidar ir recogiendo votos de la derecha más a la derecha. Francia es un páis de acogida, pero ya no tanto.

“A fuerza de querer integrar a todo el mundo el sistema se bloqueó. Desafiar esta realidad es negarse a ver la realidad. Si salgo elegido propondré reducir a la mitad el número de personas que entran en nuestro territorio. Si supiérais, mis queridos amigos una cosa: ¡Cuánto necesito que me ayudéis a construir una Francia fuerte, ayudadme a llevar esta campaña para los dos próximos meses, ayudadme a que triunfen nuestras ideas, nuestros valores, nuestro ideal!. ¡Viva Francia y viva la República!”, ha explicado Sarkozy.

“Le he encontrado formidable, muy sincero, tengo mucha confianza”, ha dicho esta mujer.

“Es alguien que nos motiva por su valor y su responsabilidad. Es alguien que nos demuestra que podemos salir adelante, que nos da ganas de salir adelante”, ha asegurado este hombre.

“Excepcional, sincero, honesto, fiel a sí mismo con su energía”, ha dicho esta otra militante.

euronews:
¿Y si no sale elegido?

“Espero que siga en política. Yo le veo encabezando el partido”, ha respondido este hombre.

No parece seguro que vuelva después de haber estado en lo más alto. Pero, ¿tendrá una segunda oportunidad para terminar de amoldar Francia a su propia imagen?.