Última hora

Última hora

Francia dice adiós a las "mademoiselles"

Leyendo ahora:

Francia dice adiós a las "mademoiselles"

Tamaño de texto Aa Aa

Tras meses de batalla legal, dos asociaciones feministas francesas han logrado que el término “mademoiselle” desaparezca de los formularios administrativos, por considerarlo discriminatorio. París lo ha prohibido en los documentos oficiales, aunque no se sabe si el sector privado seguirá sus pasos.

“Alemania ha abandonado el “Fraulein”, Estados Unidos ha adoptado “Mis”, la contracción de “Miss” y “Mrs”, que se convierte en indeterminado. Dinamarca también ha abandonado el término. Los países nórdicos están a menudo más avanzados en materia de igualdad entre mujeres y hombres. En Inglaterra, en lo escrito tampoco se dice mucho. Así que vemos que Francia estaba retrasada a este nivel y hoy es una victoria”, ha declarado Julie Muret, portavoz de la asociación feminista Osez le Feminisme.

Las feministas consideran discriminatorio que una mujer soltera sea denominada de manera diferente a una casada y que no ocurra lo mismo con los hombres.

“Si somos señorita, no estamos casada, pero es verdad que un hombre que no está casado siempre se llama señor, eso no cambia”, ha dicho Maiha Brunet, vecina de París.

A la pregunta ¿eso la irrita?, ha respondido: “No es normal. Por qué tendríamos un cambio de nombre cuando sobre los hombres no podemos saber si están casados o no”.

¿Qué va a pasar con el lenguaje oral? ¿“Mademoiselle” va a sobrevivir? Son muchas las que prefieren señorita a señora.

“En la vida cotidiana podemos seguir así. Creo que a muchas mujeres jóvenes les gusta, al igual que a jóvenes como yo les gustaría más que les llamaran chico que señor. Puede ser agradable y creo que va a seguir utilizándose en la vida cotidiana a pesar de los formularios”, ha señalado Antoine Chareyn, residente en París.

Lo cierto es que “mademoiselle” sigue contando con muchos adeptos y adeptas.
En opinión de Isabelle Sempere, parisina, “señora es más oficial, es para los aspectos administrativos, legales, pero señorita es más bonito, más poético”.