Última hora

Última hora

Una sentencia saca los colores a la mayor compañía de sanidad privada del Reino Unido

Leyendo ahora:

Una sentencia saca los colores a la mayor compañía de sanidad privada del Reino Unido

Tamaño de texto Aa Aa

La justicia británica ha condenado a 8 meses de cárcel y 2 años de suspensión a la enfermera Karen Southern por neglicencia en el trato a los ancianos del asilo que regentaba en Liverpool. El caso estalló después de que una nonagenaria con demencia que cuidaba en su centro ingresara en el hospital moribunda y con evidentes signos de abandono. Joyce Farrow falleció 5 días más tarde. Su hija se había quejado en múltiples ocasiones al asilo y reflejó su impotencia en un pequeño diario que mostró en el juicio:

- “Me sentía desamparada. Estoy segura de que hay muchas hijas e hijos por ahí que sienten lo mismo que yo. Y pensé que si no dejaba constancia escrita de lo que estaba pasando, nadie lo iba a creer”.

El centro pertenece a BUPA, la mayor compañía de la sanidad privada del Reino Unido. En la sentencia, el juez la acusa de anteponer la obtención de beneficios al bienestar de sus pacientes.