Última hora

Última hora

"Estamos en estado de shock"

Leyendo ahora:

"Estamos en estado de shock"

Tamaño de texto Aa Aa

El Ministerio de Interior ya ha anunciado que se reforzará la vigilancia en todos los espacios religiosos, especialmente las escuelas judías.

El miedo y la incertidumbre han irrumpido en la campaña electoral reabriendo la vieja herida de la convivencia interracial en Francia.

Mientras, el dolor y la impotencia siguen dominando a la pequeña comunidad escolar afectada por el tiroteo.

“Estoy muy disgustada. Esta es una escuela pequeña y tranquila. No se hace daño a nadie. No se dice nada ofensivo. Y entonces sucede aquí, en una escuela judía. Debería haber agentes de policía vigilando las escuelas en nuestros días, sobre todo en las religiosas. Creo que eso es lo mínimo que podemos hacer. Antes, había y ahora ya no”, afirma una madre del centro.

“Estamos realmente en estado de shock”, asegura un profesor del centro. “No pensábamos que pudiera ocurrir en una escuela judía. Ayer crucé esta barrera de seguridad y pensé, tranquilo, hay una cámara. Y ahora te das cuenta de que se debería haber reforzado la vigilancia.”

En Francia, donde hay más de 300 sinagogas operativas, viven más de medio millón de judíos.
Mañana, se guardará un minuto de silencio en todas las aulas de Francia en señal de duelo por las cuatro víctimas

Gil Taïeb es un representante de una comunidad judía:

“El hecho de que se haya producido una movilización nacional en contra de la muerte de estos niños víctimas de un asesino me parece una respuesta saludable sin que deba importar qué escuela en concreto ha sido la afectada, sin que deba importar qué niño en concreto ha sido asesinado. Y así que para mí es una reacción normal de un estado republicano.”