Última hora

Última hora

Emergencia refugiados procedentes de Siria

Leyendo ahora:

Emergencia refugiados procedentes de Siria

Tamaño de texto Aa Aa

Desde que comenzaran las revueltas contra el régimen de Damasco, hace ya un año, 230.000 sirios se han visto obligados a abandonar sus hogares. Cientos de ellos tratan cada día de huir de la violencia y alcanzar Turquía, Líbano o Jordania.
Algunos llevan ya meses en refugios improvisados donde “No hay colegios, ni comida, ni electricidad, ni agua”, explica una mujer ante la cámara.
Ankara, que cifra en 16.000 la cifra de refugiados sirios en suelo turco, baraja crear una zona de seguridad en la frontera, aunque para ello debería disponer del visto bueno de Siria o de las máximas instancias de la comunidad internacional para desplegar una presencia militar en la zona.
Mientras el Comité Internacional de la Cruz Roja insiste en la necesidad de establecer un alto el fuego de al menos dos horas al día para permitir el acceso de ayuda humanitaria a las zonas más afectadas, se ha abierto también el debate sobre si Europa no debería hacer exámen de conciencia sobre su comportamiento hacia los refugiados, tal y como aboga el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los refugiados António Guterres, sobre todo a la luz de la llamada primavera árabe y sus consecuencias.

euronews: Sr. Guterres, la situación de los refugiados de Siria es cada vez peor. ¿Cuál es el principal obstáculo en la solución de este problema?

António Guterres: En primer lugar, creo que tenemos que reconocer la enorme generosidad de los países vecinos, de los países anfitriones: Turquía, Líbano y Jordania, que en estas circunstancias tan difíciles han mantenido sus fronteras abiertas y han concedido protección y asistencia a todos aquellos que han cruzado sus fronteras. Por supuesto, como el número de refugiados no para de aumentar, la asistencia es cada vez más difícil. Tenemos que movilizar nuestros propios esfuerzos en apoyo de los gobiernos y apelar a la solidaridad internacional con el fin de poder dar a este pueblo la protección necesita y asegurarnos de que podemos atender sus necesidades básicas.

euronews: Turquía prevé la llegada de medio millón de refugiados sirios. ¿Cómo tiene que apoyar la comunidad internacional a Ankara?

António Guterres: El ritmo actual es de entre 500 y 1000 personas cruzando diariamente la frontera. Así que aún estamos lejos de las cifras que se han mencionado, pero creo que la solidaridad internacional es muy importante y creo que todos los países deberían ayudar a Jordania, Líbano y Turquía, con el fin de permitir que tengan la capacidad para hacer frente a este reto. Especialmente si no se encuentran, como espero que se encuentren, soluciones dentro de Siria. Pero si no es así, podríamos asistir a un éxodo masivo. Estamos totalmente comprometidos a apoyar al pueblo de Siria en este momento, porque Siria siempre ha sido una nación generosa también la acogida de refugiados. Los sirios han recibido 500.000 refugiados palestinos y en un momento dado más de un millón de refugiados procedentes de Irak con quienes compartieron todo demostrando una enorme generosidad, por lo que también es hora de que los demás demuestren a los sirios la misma generosidad.

euronews: Amnistía Internacional cree que la UE ha “fallado de modo vergonzoso” a la hora de dar ayuda a miles de refugiados cerca de las fronteras de Libia. ¿Comparte esa opinión?

António Guterres: Por desgracia el número de ofertas de acogida dentro de la UE era muy pequeña: menos de mil. Esperamos que con el apoyo de otras áreas del mundo, es decir, Canadá, Australia y Estados Unidos, sea posible superar esta dificultad. Pero sería mejor tener más opciones de acogida procedentes de Europa. Sería muy importante contar con un apoyo más decidido para aquellos países en los que estamos presenciando ahora una transición democrática. Países como Túnez y Egipto, por ejemplo, que han sido tan generosos cuando tuvieron recibir a quienes cruzaban sus fronteras enfrentándose a enormes desafíos en su desarrollo económico y social. Y viniendo de un país que vivió su revolución, Portugal, hace muchos años, sé que la solidaridad internacional es absolutamente vital para preservar el sistema democrático. Espero que esta solidaridad internacional no abandone a Túnez y Egipto, ahora que los dos países deben consolidar sus propias transiciones democráticas.