Última hora

Última hora

Sarajevo, veinte años después

Leyendo ahora:

Sarajevo, veinte años después

Tamaño de texto Aa Aa

El seis de abril marca el aniversario del comienzo de la guerra, con el asedio a Sarajevo, el más prolongado en la historia de las guerras modernas y el trágico símbolo de las contiendas que estallaron tras la desintegración de la antigua Yugoslavia.
 
 
En este puente de la capital de Bosnia Herzegovina, una placa rinde homenaje a la primera víctima abatida por un sniper el cinco de abril de 1992.
 
 
En los siguientes tres años y medio, las fuerzas serbias, respaldadas por la artillería del ejército yugoslavo, masacraron la ciudad.
 
Sarajevo quedó aislada del mundo y sus habitantes se convirtieron en blancos perfectos para los francotiradores.
 
La pasividad internacional durante el asedio sigue siendo un asunto controvertido.
 
A finales de 1995, los Acuerdos de Dayton pusieron fin a la guerra. Pero no consiguieron acabar con las divisiones étnicas que siguen pesando sobre este país balcánico de 4 millones de habitantes.
 
Actualmente, Bosnia está dividida en dos entidades diferentes: la federación croatomusulmana y la República Sprksa.
 

También Sarajevo está dividido. La parte este pertenece a la República Sprksa.
 
Su exprimer ministro y ahora presidente, Milorad Dodik, considerado durante mucho tiempo moderado, ha sido muy criticado por convocar un referéndum sobre la independencia y por negarse a reconocer el genocidio de Srebrenica, en el que murieron 8 mil musulmanes.
 
 Pero los líderes musulmanes de Bosnia tampoco escapan a las críticas.
 
Actualmente, el 80% de Sarajevo es musulmán, y su gran Mufti ha sido puesto en entredicho por no hacer lo suficiente para favorecer la reconciliación. 
 
Mustafa Ceric. Gran Mufti de Bosnia:
“Tras los Acuerdos de Dayton, avanzamos en materia de reconstrucción más que ninguna otra región del mundo. Pero ¿sabe? en cuanto logramos dar un paso adelante, otras fuerzas vienen y nos vuelven a empujar hacia atrás.
Y entonces tenemos que volver a explicar todas las cuestiones que ya explicábamos antes del genocidio en 1992 y 1993. ¿Cómo puedes perdonar a alguien si primero no te pide perdón por las atrocidades que ha cometido?”
 
 
Veinte años después de que empezase el asedio a Sarajevo, perdón y reconciliación son palabras que siguen siendo difíciles de pronunciar.  
 
  

Valerie Zabriskie. euronews:
 
Hablamos con Refik Hodzic, bosnio afincado en Nueva York. Director de cine, periodista y ahora director de comunicaciones del International Center for Transitional Justice, ha trabajado durante años con tribunales nacionales e internacionales que juzgan crímenes de guerra.
 
Señor Hodzic, usted se ha mostrado muy crítico con el Mufti de Bosnia Herzegovina, ¿por qué?
 
Refik Hodzic. International Center for Transitional Justice:
En la Bosnia de hoy hay una gran necesidad de hacer un ajuste de cuentas completo y honesto con el pasado. Todas las comunidades deben sanar las heridas causadas por el enorme sufrimiento que experimentamos hace veinte años.
Mustafa Ceric y Milorad Dodik son los dos principales líderes en Bosnia Herzegovina, y ambos, al ser las personas más influyentes del país tienen la responsabilidad de trabajar y lograr esa catársis de las comunidades en Bosnia. Pero sus agendas están más enfocadas a ahondar las divisiones, mediante la incitación al miedo y al odio del otro.
 
 
euronews:
¿Pero quién puede presionarles para que cambien de actitud? ¿la comunidad internacional o la misma población bosnia? ¿por qué las cosas siguen así?
 
 
Refik Hodzic:
Desgraciadamente, la comunidad internacional ha empleado un doble baremo y ha permitido a gente como Milorad Dokik o Mustafa Ceric el uso de una retórica de división, de odio, cuando al mismo tiempo está haciendo como que apoya el ingreso de Bosnia en la Unión Europea. Y creo que ahí reside la responsabilidad de la comunidad internacional: tiene que reforzar valores que son naturales en la Unión Europea.
Por ejemplo, Angela Merkel no podría negar el holocausto como Milorad Dodik ha negado el genocidio en Srebrenica, y toda la comunidad internacional ha hecho oídos sordos.
 
 
euronews: 
Usted es crítico con los líderes políticos y religiosos, también con la comunidad internacional, pero ¿que hay de los bosnios? ¿Cree que tienen su parte de responsabilidad en la reconciliación fallida?
 
 
 
 
Refik Hodzic:
Tengo que decir que la gente en Bosnia, los bosnios, no somos el diablo.
No somos gente incapaz de perdonar, ni gente incapaz de sentir compasión por el otro.
Mi ciudad natal ha vivido escenas de violencia horripilantes, ha visto campos de concentración, muertes…más de tres mil asesinatos, y hoy vuelve a haber matrimonios mixtos, la gente vuelve a tener amigos independientemente de su etnia, y eso pese a la atmósfera deplorable que imponen líderes como Milorad Dodik y Mustafa Ceric.
 
 
 
euronews:
Sólo han pasado veinte años desde que comenzó el asedio a Sarajevo y la guerra de Bosnia. ¿No cree que las heridas están demasiado frescas para hablar de reconciliación?
 
 
 
Refik Hodzic:

Yo creo que nunca es demasiado pronto. Ayer era ya un buen momento para hacer balance.

Ahora necesitamos que haya un debate honesto, abierto, compasivo, sobre lo que nos sucedió, porque si no, la nueva generación crecerá con las historias de división, de odio, historias muy diferentes sobre lo que sucedió.
Y no tendremos mucho que esperar de la nueva generación.