Última hora

Última hora

El Gran Hermano de Cameron desata la polémica en el Reino Unido

Leyendo ahora:

El Gran Hermano de Cameron desata la polémica en el Reino Unido

Tamaño de texto Aa Aa

No habrá ni correos electrónicos, ni llamadas telefónicas, ni mensajes de texto que escapen al control del Gobierno británico.

Todo si acaba prosperando una ley que preparan conservadores y liberaldemócratas para saber con quién, cómo, cuándo y dónde se habla.

Aunque el contenido se mantendría en secreto.

Los defensores de los derechos civiles han puesto el grito en el cielo (incluso desde las mismas filas conservadoras).

“Símplemente es innecesario e incluso si se aplicase a personas concretas, (algo totalmente correcto), caso de terroristas o criminales, debería hacerse con una orden judicial. Con la garantía de un juez como se ha hecho en este país durante un siglo, así que por qué deberíamos cambiar ahora”, explica el exresponsable de Interior del Partido Conservador británico, David Davis.

La medida, que algunos expertos consideran característica de los regímenes autocráticos, prevé que los operadores de telefonía móvil e Internet se vean obligados a facilitar los datos, en tiempo real, a un centro de escuchas oficial (Cheltenham GCHQ), cuya actividad es secreta.

Los miembros del Gobierno británico, que ahora defienden su utilidad para luchar contra el terrorismo, criticaron un proyecto similar que los laboristas querían tramitar durante la pasada legislatura.