Última hora

Última hora

Fin de la ofensiva tuareg en el norte de Mali

Leyendo ahora:

Fin de la ofensiva tuareg en el norte de Mali

Tamaño de texto Aa Aa

Así lo han anunciado el grupo armado separatista Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad que ha instado a la comunidad internacional a proteger a su recién constituido Estado de Azawad .

Francia no descarta estudiar esta reivindicación aunque rechaza todo diálogo con el grupo salafista Ansar al Din que se ha unido a la ofensiva separatista en el norte del país.

Mientras tanto, se especula sobre la dimisión inminente del líder del golpe de Estado del pasado 22 de marzo.

Para hablar sobre Mali tenemos a Antoine Glaser, periodista, autor de varios libros sobre África y director durante casi treinta años de ‘La Lettre du Continent’, una publicación especializada en asuntos africanos.
 
La primera pregunta es simple: ¿es posible una secesión en Mali? 
 
Antoine Glaser:
 
Desgraciadamente, no se puede descartar. Se puede imaginar  que los tuaregs de la región de Azawad creen que ellos también pueden reclamar su independencia. Y eso es lo que está ocurriendo.
 
Y luego están los países como Francia, cuyo ministro de Exteriores, Alain Juppe ya ha hablado de reconocer la autonomía a Azawad. Puede comprobar que es una idea que está en la cabeza de la gente, también de la comunidad internacional.
 
 
Euronews:
 
 
En el caso de la comunidad internacional, sabemos que el Consejo de Seguridad de la ONU no oculta su preocupación. ¿Existe un riesgo yihadista en la región?
 
 
Antoine Glaser:
 
 
El riesgo yihadista existe. Durante varios años ha habido secuestros y toma de rehenes. Seis franceses son actualmente rehenes de Al Qaeda en el Magreb Islámico, aliado del muy mencionado grupo islamista Ansar Dine que ha sido visto en Tombuctú.
 
Pero no debemos sobrestimar la fuerzas de Al Qaeda en el Magreb Islámico. Cuando hablamos de yihadismo, es más una cuestión de desestabilización debido al tráfico, al contrabando… 
 
 
Euronews:
 
 
¿Nos dirigimos en este país hacia un escenario como el
de Afganistán?
 
 
Antoine Glaser:
 
 
Nadie quiere decirlo con claridad, pero es sin duda la caída del Coronel Gadafi, que nadie lamenta, que fue el padrino de la zona y que apoyaba económicamente a los países de la región, lo que ha llegado a desestabilizar esta parte del mundo, desde Mauritania hasta Chad. No creo que nos estemos dirigiendo hacia un escenario como el de Afganistán. Pero me temo que la región va a seguir siendo inestable durante varios años, una zona fuera de control.  
 
 
Euronews:
 
 
¿Existe un riesgo de desestabilización en otros países fronterizos, en Burkina Faso, Níger, Senegal o Mauritania?
 
 
Antoine Glaser:
 
 
La desestabilización principal es la que está sucediendo estos días, con 200.000 personas huyendo hacia Níger, Mali o Burkina Faso, que son países extremadamente pobres. Hay una situación de la que nadie habla, del hambre, porque es una constante, pero se trata de un problema humano enorme. Y creo que podría haber una desestabilización en países como Burkina Faso Níger o Chad.
 
 
 
 
Euronews:
 
 
¿Va a permitir Argelia un Estado independiente en su frontera?
 
 
Antoine Glaser:
 
 
Argelia es una especie de actor enmascarado del que nadie habla. Argelia no quiere ver tropas extranjeras en el sur, en los países vecinos. Argelia ha visto claramente las columnas de tuaregs armados hasta los dientes cruzar desde Libia y no ha hecho nada. En realidad, se ha librado de este problema. Hay que decir que todos los miembro de Al Qaeda en el Magreb Islámico son argelinos. Da la impresión que su problema se ha desplazado a los países del Sahel y Argelia calla. Y eso es preocupante.